sábado 15/8/20
suspensión temporal

La Junta decreta el cese de actividad en la cantera de Catisa tras otra inspección

El delegado territorial afirma que los técnicos han constatado que hubo actividad.
La Junta decreta el cese de actividad en la cantera de Catisa tras otra inspección

La delegación territorial de la Junta en León ha dictado un decreto por el que ordena a la empresa Catisa la suspensión temporal de los trabajos de explotación de áridos en las 63 hectáreas de su cantera de Las Médulas, en el paraje Peña del Rego, dentro del municipio de Carucedo. «La suspensión de actividad es hasta que se apruebe o no, en su caso, la declaración de impacto ambiental», aseguró ayer en su visita a Villafranca el delegado provincial de la Administración autonómica, Guillermo García.

García explicó que la resolución fue adoptada en base a los informes elaborados por los inspectores del servicio de Industria del Bierzo que él mismo envió el pasado 10 de marzo, justo el lunes después de que este periódico publicase el sábado que Catisa tritura la piedra en la cantera hasta altas horas de la madrugada; paraliza las máquinas con la luz del día y en ese momento entra en servicio una flota de camiones que —de dos en dos— sacan el material con destino a las obras del AVE en A Gudiña (Orense).

El delegado de la Junta dijo que la decisión adoptada es «una especie de medida cautelar, que tiene que ser confirmada o levantada por la Dirección General de Energía y Minas». De esta forma, en el caso de que Minas confirme la paralización definitiva, la delegación territorial de la Junta lo pondrá de nuevo en conocimiento del Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 2 de León y del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León, en donde ya han dado cuenta de la ilegalidad de la cantera y han obligado al propio Ayuntamiento de Carucedo a revocar una autorización del alcalde y a ordenar también el cese de la actividad en la explotación.

«Ningún aprovechamiento»

Guillermo García también adelantó que pondrían el caso en manos del fiscal de área de Ponferrada, Jacinto Villalvilla, con el que el propio delegado ya habló la semana pasada. También ante la Subdelegación del Gobierno, que fue el que autorizó el uso de explosivos para una voladura de emergencia a comienzos de marzo, pero sólo para labores de seguridad de la cantera.

Con estos precedentes, el delegado de la Junta era ayer de nuevo tajante sobre la gestión de la empresa: «No se puede sacar ningún aprovechamiento de la cantera». Guillermo García dijo ser conocedor por este diario de lo sucedido de noche en la cantera, pero precisaba su responsabilidad: «Yo no me he basado en esas informaciones para paralizar, que serán pruebas, pero pruebas en un juzgado. Yo me baso en lo que dicen mis técnicos, los que levantan un acta y saben que no pueden poner en ella nada que no sea verdad, porque saben a lo que se arriesgan».

La Junta decreta el cese de actividad en la cantera de Catisa tras otra inspección