martes 07.04.2020
Recuperación ambiental

La Junta dispone del aval para restaurar Alto Bierzo

Los 1,4 millones están en tesorería para que los use Medio Ambiente
Lavadero abandonado del pozo Casares, en 2018. L. DE LA MATA
Lavadero abandonado del pozo Casares, en 2018. L. DE LA MATA

La restauración del pozo Casares con está en manos de la Consejería de Medio Ambiente después de que la Dirección General de Minas haya puesto a disposición de la tesorería el aval de 1,4 millones de euros que garantiza la recuperación ambiental de la zona, según fuentes de la administración autonómica. El dinero debería servir para afrontar el reto de frenar las filtraciones de aguas contaminadas con metales pesados que llegan desde hace dos años al río Tremor y que se dejan notar especialmente en los periodos en los que el cauce baja con menos agua.

El alcalde de Igüeña, Alider Presa, lamentaba el pasado lunes que no se hubiera acometido todavía las obras con la ejecución del aval. Presa ya aseguraba hace unos meses, en cualquier caso, que la restauración del pozo Casares podría minimizar los efectos de las filtraciones, pero difícilmente resolverlos por completo.

Filtraciones

Los fondos deberían servir para actuar sobre las filtraciones de la mina al río Tremor

El alcalde de Igüeña y su homólogo de Torre del Bierzo, Gabriel Folgado, entienden que la situación de las filtraciones contaminantes debería recibir fondos de los planes de transición ecológica del Ministerio, antes incluso que las escombreras de carbón que jalonan la cuenca del Bierzo Alto y la de Fabero Sil. La depuración con centrales hidroléctricas reversibles es otra opción.

La Junta dispone del aval para restaurar Alto Bierzo