viernes. 03.02.2023
La Junta de Castilla y León tendrá que negociar con el Estado algún tipo de compensación económica en el caso de que se llegue a la supresión de la totalidad del impuesto de sucesiones en la Comunidad autónoma. En un primer paso, según indicó la consejera, se eliminará la tributación en la sucesión en los casos de hijos menores de 21 años y en los que afectan a bienes sensibles del patrimonio familiar, como es la vivienda. Sin embargo, recordó que ya este año la Junta de Castilla ha introducido deducciones en el impuesto de sucesiones para hijos menores de 21 años, a los que se aplica una reducción de 6.000 euros por cada año que falte para alcanzar esta edad. Tras reconocer la necesidad de una negociación con el Estado de una posible compensación, la consejera advirtió de las dificultades que entraña hacer un cálculo sobre ingresos que dejará de percibir Castilla y León por la supresión del impuesto. Isabel Carrasco advirtió que, además de negociar con el Estado una posible compensación, será preciso «poner en marcha ideas imaginativas» que impidan una disminución de los ingresos de la Comunidad. El presidente de la Confederación de Organizaciones Empresariales de Castilla y León, Antonio Primo aseguró que los empresarios acogerán de «manera fenomenal» esta supresión por «suponer una dinamización de la economía».

La Junta negociará la compensación económica
Comentarios