martes 07.07.2020

La Junta niega que haya «connivencia» con Cosmos para la coincineración

Guillermo García pide que no se demonice a la empresa por querer ser más competitiva.
La Junta niega que haya «connivencia» con Cosmos para la coincineración

El delegado de la Junta en León, Guillermo García, negó ayer cualquier tipo de «connivencia» con la cementera Cosmos de Toral de los Vados como denunciaron desde Bierzo Aire Limpio, después de que el pasado viernes la empresa presentara una nueva solicitud para ampliar el permiso actual que tiene para la quema de residuos. «La palabra connivencia está fuera de todo lugar», espetó el representante de la Junta en la provincia para añadir: «No se puede demonizar a nadie y cada empresa, en su marco comercial, puede solicitar lo que más le interese». Por este motivo insistió en que finalmente serán los técnicos de la Administración autonómica, quienes «tras una nueva evaluación» determinen y valoren si es posible ampliar los permisos para coincinerar en Cosmos.

La cementera usa actualmente biomasa —resto de poda de pinos y chopos— con diferentes tipos de carbones y petróleo para su producción. Con la nueva solicitud pretende ampliar las posibilidades de quemar biomasa con serrín, corteza o corcho, además de otros residuos como neumáticos, plásticos, combustibles derivados de residuos sólidos urbanos y fracciones ligeras de la fragmentación de vehículos fuera de uso. «De momento la planta tiene la autorización que tiene, una cosa es que lo solicite y otra que no se cumpla el procedimiento administrativo reglado», sentenció Guillermo García para recordar las palabras del consejero de la Junta de Fomento y Medio Ambiente, Antonio Silván, quien en Ponferrada insistió que, como ya ocurriera con la primera petición, se llevarán a cabo todos los trámites legales y administrativos para determinar si la solicitud de Cosmos es viable o no. «Se ejecutarán los procedimientos necesarios para saber si la petición puede llevarse a efecto o no», reiteró García.

El proceso de coincineración de Cosmos levantó un gran revuelo en la comarca del Bierzo, con la creación de una plataforma para luchar contra este proceso y manifestaciones multitudinarias. La empresa defiende que la quema de estos nuevos residuos, además de mejorar su competitividad, colaborará con el medio ambiente ya que tienen poder calorífico y no son reciclables. Cosmos descartó públicamente el uso de derivados de residuos hospitalarios en sus hornos para producir cemento.

La Junta niega que haya «connivencia» con Cosmos para la coincineración