domingo 29/5/22
Fidentino Reyero, Guillermo García y Mercedes Calleja, y otro miembro de Agrimor, ayer.
Fidentino Reyero, Guillermo García y Mercedes Calleja, y otro miembro de Agrimor, ayer.

 La Junta de Castilla y León ha abierto contactos con fruticultores del Bierzo para conocer su interés en lograr una marca de garantía para la cereza que se produce en la comarca. Con ese objetivo, el delegado territorial, Guillermo García, se entrevistó ayer con responsables de la cooperativa Agrimor, en la localidad ponferradina de Rimor, que cada año comercializa una producción de cerezas cercana a los 45.000 kilos.

García confirmó el interés de la Consejería de Agricultura por potenciar la cereza berciana aunque, eso sí, explicó que los técnicos sólo iniciarán los trámites para lograr el sello de calidad, que se convertiría en el séptimo para el Bierzo, si la mayoría de los productores están interesados. El delegado territorial dijo que la Junta irá sacando sus propias conclusiones porque es necesario lograr un consenso mayoritario. «Ellos son los que trabajan la tierra, recogen las cerezas y las venden. Así que poco a poco iremos sacando nuestras conclusiones. También, por supuesto, iremos perfilando la opinión de los alcaldes de las zonas productoras porque puede haber problemas porque hay muchas variedades de cerezas y hay gente que piensa que es mejor la venta directa», añadió García, quién apostilló que las posibilidades para lograr el sello de calidad son «todas» y comprometió su trabajo y apoyo al sector.

«El delegado va a estar ahí y si no hay posibilidades lo diré. Diré, pues miren ustedes el sector no está tan interesado como parecía y hay que dejarlo así y, a lo mejor, plantearlo más adelante. Nosotros, de momento, venimos a decir que sería buena» dijo García.

La responsable de la cooperativa Agrimor, Mercedes Calleja, reconocía que un marchamo de garantía para la cereza supondría un salto cualitativo para esta fruta. Eso sí, puntualizó que sus instalaciones mueven una mínima parte de la producción de cerezas de la comarca por lo que será necesario que más productores se interesen por este sello. «Una marca siempre hace que los productos se conozcan mejor y ayudaría a que nuestra cereza se conozca», apostilló.  El delegado territorial de la Junta seguirá su ronda de contactos con los fruticultores del Bierzo con una reunión con la Asociación Berciana de Agricultores.

Por otra parte, Guillermo García, mantendrá, la próxima semana una reunión con los responsables de los Consejos Reguladores para fijar una estrategia para intensificar, este año, los controles e inspecciones en los establecimientos. En el 2012, la Junta realizó 313 controles. Se abrieron veinte expedientes sancionadores y se realizaron cuarenta advertencias.

La Junta sondea en Rimor la búsqueda de un sello de calidad para la cereza
Comentarios