sábado. 04.02.2023

Las juntas vecinales se rebelan contra la gestión del plan provincial de obras

La Federación Leonesa de Entidades Locales Menores pide que la Diputación asuma el control
                      Sede del Consejo Comarcal del Bierzo en Ponferrada. ANA F. BARREDO
Sede del Consejo Comarcal del Bierzo en Ponferrada. ANA F. BARREDO

La Federación Leonesa de Entidades Locales Menores denunció, ayer, «la gravísima situación» en la que se encuentran las juntas vecinales del Bierzo y lo achaca a «la pésima coordinación» entre el Consejo Comarcal de y la Diputación Provincial de León. Habla de colapso en los planes de obras y reclama que se duplique la partida económica en este 2023 para compensar los retrasos en los pagos y en la convocatoria de nuevas ayudas.

«En el desarrollo del plan de 2021, los retrasos en los pagos de las obras son enormes. Hace apenas un mes, el Consejo Comarcal aprobó una remesa que todavía no han cobrado las juntas vecinales, estando pendiente todavía la aprobación del pago a otras muchas porque desde la Diputación no se han transferido los fondos necesarios», explicaron fuentes de la Federación Leonesa de Entidades Locales Menores, desde donde recuerdan que «estos retrasos suponen importantes pérdidas a las empresas ejecutoras de las obras y a las propias pedanías», además de «un encarecimiento muy relevante de todas las obras públicas que se acometen en los pueblos», que «están condenadas a ser cada vez más pequeñas o más caras».

No obstante, la Federación asegura que estos retrasos no son el hecho más grave. «Mientras que las juntas vecinales de la provincia de León que dependen de la Diputación ya están ejecutando, desde hace meses, el plan de obras de 2022, el plan del Consejo Comarcal para el 2022 no se ha lanzado aún en 2023». Esto es lo más preocupante ahora mismo según la entidad que aglutina a las entidades locales menores. «Este retraso es imputable a la falta de coordinación entre administración provincial y la comarcal, sin que los reproches que se cruzan los responsables de ambas instituciones y sus respectivas oposiciones sirvan para resolver el problema», lamentó la Federación.

En esta situación, el panorama no parece optimista. «Las juntas vecinales se quedan sin obras y cada vez es más complicado encontrar contratistas que quieran hacer obras con ellas», debido a «la enorme inseguridad jurídica que supone acometer las mismas», que acaba encareciendo los proyectos.

El presidente de la Federación de Concejos de León y alcalde pedáneo de San Andrés de la Puentes, José Luis de la Torre, pidió «a todos los implicados» que «se esfuercen en serio por mejorar la coordinación y la gestión». «No puede haber juntas vecinales de primera y de segunda en la provincia», reprochó.

De la Torre reclamó en lanzamiento inmediato del Plan de Juntas Vecinales 2023 «con el doble de presupuesto» para las pedanías del Bierzo. «No tiene sentido obligarlas a tramitar dos planes el mismo año con los riesgos que ello conlleva. Debe hacerse inmediatamente, pues al ser un año electoral se corre el riesgo de perder la convocatoria», aseguró.

El presidente de la Federación también informó de que la dicha entidad «está estudiando supuestos en los que juntas vecinales del Bierzo pueden reclamar por los perjuicios sufridos». Así mismo, pidió «reflexionar sobre el modelo de gestión de estas ayudas» y si la gestión delegada en el Consejo Comarcal «es la más eficiente, dado el colapso que sufre en el Bierzo».

Las juntas vecinales se rebelan contra la gestión del plan provincial de obras
Comentarios