martes 24/5/22
El Bierzo

Vídeo | El jurado declara culpable al hombre que mató al autoestopista de Borrenes

La víctima presentaba evidencias forenses de "múltiples golpes, lesiones y contusiones internas y externas

El condenado, boxeador en su Bulgaria natal, dejó en el suelo inconsciente a la víctima, llamó al 112 y huyó

El jurado del caso del autoestopista de San Juan de Paluezas que falleció en Borrenes de manera violenta ha declarado culpable al ciudadano búlgaro que ha sido juzgado esta semana en León, en la Audiencia Provincial. El jurado ha hecho público su decisión a las once de la noche de este jueves y se considera intencionalidad en los hechos, lo que conlleva una pena máxima de 15 años. 

Los hechos tuvieron lugar el  6 de mayo del pasado año en las cercanías de la N-536 a su paso por Borrenes y será ahora el tribunal quien adopte la pena que tendrá que cumplir.

En el juicio, la Fiscalía pidió para el acusado, de nacionalidad búlgara y de 44 años,15 años de prisión por un delito de homicidio, mientras que la acusación particular elevó la reclamación de condena hasta los 25 años al entender que se trató de un asesinato.

Según las calificaciones del Ministerio Fiscal, la víctima, vecino de la localidad de San Juan de Paluezas, estaba haciendo autostop en la carretera N-536 cuando pasó el acusado en una furgoneta y, al no ser recogido por éste, hizo ostensiblemente la «peineta» con el dedo corazón hacia arriba. Ante el gesto, el acusado paró el vehículo, se bajó y le agredió golpeándole en la cara.

Tras regresar a su furgoneta, la víctima cogió una piedra del suelo y la lanzó contra el vehículo, que sufrió la rotura de una ventanilla y alcanzó a la mujer que acompañaba al acusado, que trató de atropellarlo.

Al emprender la huida, el acusado alcanzó a la víctima y la emprendió a golpes hasta el punto de dejarle tendido en el suelo inconsciente.

No obstante, llamó a 112 antes de abandonar el lugar, una comunicación de la que quedó registro poco después de las siete y media de la tarde de ese 6 de mayo.

Los servicios sanitarios acudieron al lugar pero dada la gravedad de su estado el agredido falleció en la ambulancia que le trasladaba al Hospital del Bierzo de Ponferrada. La Guardia Civil detuvo al acusado al día siguiente tras una rápida investigación que permitió su localización.

El acusado admitió en su declaración durante la vista oral que previamente la víctima le había amenazado con una navaja y un «palo que no era de madera», y que sólo le dio dos puñetazos en la cara y una patada con el fin de retenerle a la espera de que llegara la Guardia Civil.

El informe forense recogió en cambio que el fallecido presentaba «múltiples golpes, lesiones y contusiones con evidencias tanto exteriores como interiores» que no se ajustaban a lo manifestado por el acusado, que admitió también que tuvo problemas con el alcohol y las drogas, pero que «desde hace cinco años» estaba «totalmente recuperado". En el juicio, pidió perdón a la familia e insistió en que en ningún momento pensó que las cosas llegasen tan lejos.

En cambio, el abogado de la familia insistió en su carácter violento y su ensañamiento con la víctima, que estaba en estado de embriaguez, así como su pasado en Bulgaria donde había sido boxeador.

El jurado ha estado formado por cinco hombres y cuatro mujeres. El juicio concluyó el pasado miércoles después de que por la sala pasaran también varios testigos y peritos.

Vídeo | El jurado declara culpable al hombre que mató al autoestopista de Borrenes
Comentarios