jueves. 18.08.2022

El grupo de Coalición por el Bierzo de Priaranza dio ayer por desmontadas por falsedad las acusaciones que el alcalde, José Reguera, vertió sobre el concejal David Pacios en términos de malversación.

Su argumentación se ha basado en que el juzgado número 3 de Ponferrada archivó el caso mencionado al no existir pruebas de dicha malversación, y además estar prescrito, dado que las acusaciones se remontaban a unos supuestos hechos que tuvieron lugar en 2007.

Consideran por tanto que queda de manifiesto que las acusaciones realizadas por el alcalde tenían el fin único de realizar daño político.

En su comunicado de ayer, Coalición por el Bierzo de Priaranza tachó de vergonzoso «el intento de utilización política de la justicia y de la verdad por parte de personas cuyo único fin es dañar al adversario político. Estas personas que no tienen ningún problema en tergiversar y difundir calumnias y bulos, con talante barriobajero, no pueden estar al frente de una institución pública».

La formación se quejó de sufrir con regularidad acusaciones que no pueden ser probadas, pero que son amplificadas «de manera retorcida y maliciosa por gente sin escrúpulos a la que todo parece valerles, con la intención de dañar la imagen pública de su adversario político». Además, dicen, dichas acusaciones suponen un importante desembolso para el acusado, que como David Pacios deben pagar un abogado y un procurador, además de gastar su tiempo y desgastar su imagen pública. Denunciaron, además, que el acusador actuase, presuntamente, con dinero público para realizar estos actos.

Desde el grupo exigen que admita su error y rectifique cada parte incierta de su declaración. Igualmente, alegan que el afectado se reserva la posibilidad de emprender acciones legales.

El juzgado archiva la denuncia contra el edil de Priaranza
Comentarios