miércoles 22/9/21
Tribunales

El juzgado encausa al único ganadero de Bouzas por prender fuego a la Tebaida

Pide a las partes que formulen acusación para juzgarle El incendio costó 1.300 hectáreas y 1,2 millones en 2017
Brigadistas ante una lengua de fuego el 21 de abril de 2017. AFB

Tres años después del incendio que en abril de 2017 acabó por arrasar mil trescientas hectáreas en los montes de la Tebaida, el corazón simbólico del Bierzo, y tras dos archivos provisionales, el titular del Juzgado número ocho de Ponferrada que investiga lo ocurrido ha emitido un auto para «encausar» al principal sospechoso, el ganadero de Bouzas B.P.P, como presunto autor de las llamas. El auto al que ha tenido acceso este periódico considera que existen suficientes indicios como sentar en el banquillo al ganadero, que sobre las 21.30 horas de la noche del 17 de abril de 2017 «de forma intencional prendió fuego en el paraje de La Batuda en montes de Bouzas, para quemar matorrales y regenerar pastos, lo que provocó un incendio que, pese a ser extinguido temporalmente, fue reavivado por fuertes vientos».

El auto fechado el 20 de abril y que ayer comenzó ser notificado a las partes personadas recuerda que las llamas se propagaron durante seis días para destruir extensiones de matorral, arbustos y arbolado «hasta que fue extinguido sobre las 18.40 horas del día 23 de abril» tras causar pérdidas en montes de utilidad pública y de particulares, y daños y gastos de extinción a la Junta de Castilla y León por un importe que supera ampliamente el millón de euros. El auto asegura que la superficie quemada arrasó montes de entidades locales de «Bouzas y Peñalba, San Clemente, Valdefrancos, San Pedro de Montes, Manzanedo, San Cristóbal, así como diversos montes particulares, todos en el término municipal de Ponferrada» y cifra la superficie calcinada -por error según fuentes personadas,-en 16,16 hectáreas.

INDICIOS DE DELITO

El juez sustituto del Juzgado de Instrucción número ocho de Ponferrada, Agustín Prieto Moreira, entiende que la instrucción del caso, reabierta por la Audiencia Provincial tras el último recurso de la Asociación de Propietarios Forestales (Asfole), «ha mostrado diversos indicios sobre la probable autoría» del ganadero, «indicios tanto de su presencia en la zona origen del incendio, de su motivo o interés en el mismo». El auto también se refiere a las sanciones impuestas a B.P.P. por pastar el ganado en tierra quemada con anterioridad al gran incendio de la Tebaida. El juez considera otro indicio para encausar al único ganadero de Bouzas los «antecedentes de su conducta, por diversas sanciones al pastar su ganado en zonas vedadas por la Junta, al haber sido quemadas en incendios anteriores», asumiendo así los argumentos de Asfole para continuar con el procedimiento y reclamar la apertura de juicio penal por un presunto delito de incendio forestal.

Precisamente esta semana, tanto la Concejalía del Medio Rural de Ponferrada, como la asociación conservacionista Tyto Alba, que fue la primera que señaló al ganadero, como la propia Asfole, resaltaban que a raíz de la investigación judicial abierta, con llamadas a declarar ante el juez para el hoy encausado y su hermano, la zona de Bouzas que ardía cada año no ha vuelto a registrar ningún incendio nuevo. B. P. P se acogió a su derecho a no declarar y su hermano negó cualquier relación con el incendio asegurando que se encontraba en Madrid en el momento que se propagó el fuego; un incendio que generó una gran alarma social en el Bierzo por su cercanía a Peñalba de Santiago y el Valle del Silencio.

TESTIMONIOS RELEVANTES

El juzgado también se apoya para encausar por indicios al ganadero de Bouzas en los testimonios «relevantes» de la presidentes de las juntas vecinales de Bouzas y San Cristóbal de Valdueza, vecinos de la zona, uno de los agentes de la Patrulla Verde de la Policía Municipal de Ponferrada, el ingeniero técnico forestal de la Junta de Castilla y León Pedro Becares, y en la declaración de otros ganaderos que lo hicieron en condición de investigados. La «amplia documentación aportada por la administración autonómica» y el informe de investigación sobre las causas del incendio, atribuido a la regeneración de pastos también refuerzan los indicios. «Todo ello ha mostrado diversos indicios sobre la probable autoría delictiva» que señalan al encausado. El juez Prieto ha tenido en cuenta como indicio «la frecuencia inusual de incendios» en la zona.

EL COSTE DEL FUEGO

El auto estima en 1.230.837,27 euros el importe total de las pérdidas, daños y gastos de extinción en seis días de fuego. El juzgado entiende que los hechos «pueden ser constitutivos de un delito de incendio forestal previsto en el artículo 352 y 353.1, 3 y 4 del Código Penal, y le son imputables como responsable en su comisión» al ganadero.

A partir de la notificación que comenzó a llegar ayer a las partes -junto al Ministerio Fiscal y la Junta también el Ayuntamiento de Ponferrada y como acusaciones populares Asfole y Bierzo Aire Limpio- los personados tendrían un plazo de diez días para solicitar la apertura de juicio oral y presentar escrito de acusación, o en su caso razonar el sobreseimiento de la causa. También, de forma excepcional, la práctica de diligencias complementarias. El auto puede recurrirse ante el mismo juzgado en tres o cinco días, dependiendo del tipo de recursos, desde su notificación, aunque el juzgado recuerda que los plazos están suspendidos durante la vigencia del estado de alarma.

El juzgado encausa al único ganadero de Bouzas por prender fuego a la Tebaida