miércoles. 06.07.2022

El Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de Castilla y León difundió ayer una nota para explicar la actuación del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número cinco de Ponferrada, competente en materia de violencia de género. El TSJ asegura que si el juez decidió mantener en libertad al acusado fue porque durante la comparecencia del lunes «no se acredita» que durante el fin de semana la víctima hubiera recibido un mensaje de su ex pareja. «El juzgado no decreta prisión ya que existe la medida de control de la pulsera telemática», añade el TSJ antes de asegurar que horas después «la pulsera del hombre no avisó de la proximidad porque la mujer no llevaba el dispositivo del control correspondiente».

GPS desactivado

La abogada de la víctima, sin embargo, desmintió la versión del TSJ, indignada por el intento de defender la actuación del juzgado. Emilia Esteban aseguró que el dispositivo móvil estaba con la víctima en casa en el momento del secuestro. «Lo tenía cargando porque había estado funcionando toda la tarde durante la comparecencia en el juzgado», explicó.

El dispositivo, sin embargo, no sonó en ningún momento, a pesar de que I.R.G. acechaba al otro lado de la puerta de la vivienda de su cliente, aguardando el momento en que sacara al perro. Esteban asegura que I.R.G. «es un hacker consumado» y había logrado desactivar el GPS de su pulsera.

La pulsera del hombre falló
Comentarios