lunes 26.08.2019

Ladrones de hierro desguazan La Placa

Alertan del robo de raíles y otras piezas metálicas del puente giratorio y los viejos talleres de Renfe . Después de tres décadas de abandono, el complejo ferroviario es un basurero y lienzo para grafiteros.
Ladrones de hierro desguazan La Placa

En los talleres de Renfe y el viejo cargadero de carbón de La Placa llegaron a trabajar seiscientas personas. Hoy es un cementerio de hierros oxidados, abandonado por la compañía ferroviaria. Y los ladrones de metal y de cobre lo están desmantelando.

«Se lo están llevando pieza a pieza», alertó ayer el secretario de la Asociación Cultural Ferroviaria Berciana, Daniel Pérez Lanuza, alarmado por que al deterioro de tres décadas sin actividad —que han convertido en una ruina y un basurero la enorme instalación que dio nombre a todo un barrio de Ponferrada y que cuenta con un puente giratorio articulado para mover locomotoras del que apenas quedan ejemplos en España— se ha sumado ahora el saqueo de los chatarreros furtivos. La mayor parte de los raíles circulares del puente giratorio que distribuía las locomotoras en sus hangares, popularmente conocido como «La Placa» y con unas dimensiones que le convierten en una infraestructura singular, han desaparecido. Y ayer —quién sabe si seguirá allí mañana— se podía ver una de las últimas secciones recién desatornillada y a la espera de que alguien la divida en trozos con un soplete y se la lleve, según comprobó este periódico.

La voz de alarma sobre el expolio que vuelve a sufrir uno de los últimos ejemplos del patrimonio industrial de Ponferrada que nunca ha se ha beneficiado de un proyecto de conservación, llegó del director del Instituto Virgen de la Encina de Ponferrada, Miguel Nava, y del miembro del Instituto de Estudios Bercianos Francisco Arias. Nava explicaba a finales de la semana pasada la importancia de las instalaciones a sus alumnos cuando descubrió el saqueo en el exterior de los talleres y dio cuenta a la Policía. Junto a los raíles desatornillados, los restos de una hoguera delataban además a quienes han estado usando los antiguos talleres para quemar el plástico del cobre.

Nava y Arias temen que después de los raíles, el desguace continúe con el hierro de la estructura de la docena de hangares de Renfe, que a duras penas se mantienen en pie, y con el de las tolvas de carbón y el otro puente giratorio descubierto en los muelles que ahora pertenecen al grupo Alonso. «En ningún país del mundo dejarían que esto se cayera. Con lo que se ha despilfarrado...», se lamentaba ayer el director del instituto ponferradino.

Terminado en 1954

Todo el complejo, que terminó de construirse en 1954, según los datos de Daniel Pérez, es una ruina a punto de desplomarse, lugar de paso de vagabundos y lienzo de grafiteros que al menos han dado color al interior de algunos muros. Las instalaciones incluían un haz de vías de clasificación, formación y expedición de trenes de mercancías, una reserva de máquinas, un taller de tracción y material móvil, una playa de clasificación para el trasiego de carbón procedente del ferrocarril minero, una subestación eléctrica —único edificio que aún hoy permanece vallado— y edificios complementarios. Dejaron de usarse en los años ochenta y aunque ha habido intentos para conservar todo el complejo —el PSOE propuso en el año 2002 declarar conjunto histórico a una docena de restos de la arqueología industrial de Ponferrada y recuperar La Placa con fondos europeos para incluirla dentro del Museo del Ferrocarril, y el Partido Regionalista del Bierzo de Tarsicio Carballo todavía insistía el año pasado en la necesidad de convertir los talleres en un museo para evitar el expolio— al día de hoy ni siquiera cuenta con vigilancia.

El AVE que no llega

La zona del intercambiador también fue la opción elegida por el Ayuntamiento para proponer al Ministerio de Fomento la construcción de la estación del AVE en el año 2003. Pero diez años después, el AVE sigue sin salir del papel de los proyectos. Y La Placa amenaza con convertirse solamente en el nombre de un barrio.

Ladrones de hierro desguazan La Placa