domingo. 25.09.2022

Por parte de la defensa del inculpado se ha solicitado la libre absolución, aunque también se añade que pudiera ser considerado el caso como «subsidiariamente un homicidio imprudente».

Como se recordará por lo publicado por este periódico, en la escena del presunto homicidio o asesinato, el ahora acusado y ya recluido en la prisión de Mansilla, aseguró que Juan Bautista cayó y se golpeó. Contó también que habían tenido una discusión. Ya en el cuartel de Ponferrada, I. M. fue interrogado, al igual que su nuera. El primero confesó que solo le dio un puñetazo y negó que lo machacase a golpes. La mujer aportó una versión más violenta. El caso para determinar mejor lo sucedido quedaba en ese momento en el resultado de la autopsia al cuerpo del finado. La autopsia reflejó finalmente que Juan Bautista presentaba varias costillas rotas, al igual que el bazo, así como magulladuras por otras partes de su cuerpo.

Libre absolución de la defensa