lunes 26.08.2019

Llega ‘Bliss’, el vino de la felicidad

Llega ‘Bliss’, el vino de la felicidad

‘Bliss’ es el nombre del nuevo vino que ayer presentaba en Cacabelos la nueva dirección técnica y comercial de la cooperativa Vinos de Bierzo, integrada por un equipo de jóvenes con gran ilusión y experiencia como el enólogo Miguel de Paz; Mario Rico en la dirección comercial y Pablo Franco en la dirección de la bodega, y con Ángel Gómez al frente de los números.

‘Bliss’» es un término que procede del inglés y que significa «dicha, felicidad». Y es precisamente esa filosofía de bienestar y felicidad lo que pretenden transmitir con este primer vino blanco semidulce, que tiene sus orígenes y bebe de la tradición histórica de su fundador, Bodegas Guerra, hace ya casi 130 años —en 1885— y que a la vez pretende recuperar y potenciar con la excelencia el primer vino blanco semi dulce que elaboró en el noroeste español la afamada y respetada firma Guerra, entre 1940 y 1945.

«‘Bliss’, no sólo se trata de un vino. Es una manera de ser, de pensar, de sentirse y de recordar a Guerra, potenciando su filosofía e historia, como una de las grandes bodegas de España», expresa Pablo Franco.

‘Bliss’ es un vino orientado a lo que se ha dado en llamar como «mercados modernos», en enfocado principalmente a la gente joven que se quiere iniciar en la degustación. «Con ‘Bliss’, lo más interesante es que nos hemos atrevido a hacer un vino totalmente contrario a la línea actual de vinos en el Bierzo», dijo el director de la bodega.

Se trata de un vino de 9 grados, con sensaciones dulces, totalmente natural, sin gas y sin azúcar añadidos. Lleva Godello, Valenciana y Palomino (Jerez). Su mentor, el enólogo Miguel de Paz, decía ayer que este vino no ha visto el oxígeno hasta que no se descorcha, «por eso es tan diferente. Todos sus azúcares son naturales y es perfecto para el aperitivo.

Mario Rico apuntaba que con el plan director que se han marcado a tres años, ‘Bliss’ abre una nueva etapa en la primera cooperativa vinícola del Bierzo, con el objetivo de recuperar el espíritu de las cooperativas de los años sesenta, con el apoyo a la investigación y desarrollo, manteniendo los viñedos. «Trabajamos para la economía de la zona», resumía Rico.

En la presentación del ‘Bliss’, Ángel Gómez fue preguntado por el proceso de fusión de las cooperativas del Bierzo y dijo que el proyecto está «en punto muerto», hecho que lamentó, dado que considera que se trataría de una solución a la viticultura del Bierzo.

Llega ‘Bliss’, el vino de la felicidad