sábado 4/12/21
Palas eólicas almacenadas en LM, en una foto de archivo.

«No es para tirar las campanas, pero es lo que hay». Así valoraba ayer el responsable comarcal de CC.OO en el Bierzo, Ursicino Sánchez, la incorporación, a partir del mes de enero, de una quincena de trabajadores a la factoría de LM Windpower en Ponferrada, lo que permitirá a la empresa eólica elevar su producción hasta las dos palas diarias. Sánchez insistió en que las nuevas contrataciones, que aumentan hasta los 170 el número de operarios en plantilla, «no significan que haya un repunte y que la empresa vaya a salir del bache».

Los trabajadores proceden de la bolsa de empleo que la eólica creó para contratar a sus antiguos trabajadores después de los últimos ajustes de plantilla y de que la presión social evitara la deslocalización de toda la factoría a finales del pasado año. Los quince, que componen medio equipo de fabricación, completarán a los operarios de uno de los dos moldes que funcionan en la fábrica.

«Hasta ahora estaban con actividad un molde y medio ya pasaremos a tener dos completos», explicó, por su parte, el secretario del comité de empresa, Eusebio González, también de CC.OO, a quien la perspectiva de mantener la actividad de la factoría durante los próximos seis meses, le hacía ser algo más optimista. «Con las grandes empresas sólo puedes esperar ir día a día y está claro que estamos mejor que antes», aseguró.

González consideró «muy importante» que los obreros de LM hayan pasado de la amenaza de un cierre inminente a la contratación, aunque sea temporalmente, de nuevos operarios.

La factoría de LM Windpower en Santo Tomás de las Ollas, que en sus mejores tiempos llegó a tener contratados a más de un millar de trabajadores, sufrió su último ajuste a comienzos de año, cuando la plantilla aceptaba en asamblea el despido de 50 operarios y un ERE temporal, durante los primeros meses del año para 105 de los entonces 200 operarios. La contratación de los 15 obreros a partir del próximo año rompe la tendencia y despeja, por el momento, el temor a no contar con encargos para fabricar palas en Ponferrada.

LM contratará a 15 obreros más para elevar su producción a dos palas diarias