miércoles 22/9/21
Siguen las protestas

LM desprecia la oferta de la Junta y se niega a negociar los 393 despidos

El seguimiento del paro, que sigue hoy, fue ayer del 100%

El comité teme una deslocalización

Imagen de la planta de LM en el polígono de La Llanada, ayer a media mañana, cerrada por la huelga de los trabajadores. ANA F. BARREDO

No hay marcha atrás. La dirección de LM se mostró ayer contraria a cualquier tipo de acuerdo para minimizar el impacto de 393 despidos en la planta de La Llanada salvo los traslados a Francia y Castellón que puso sobre la mesa el primer día. Ni siquiera contempla la oferta de la consejera de Empleo e Industria, Ana Carlota Amigo, para cambiar el expediente de regulación de empleo por un Erte que pagaría la Junta. Oficialmente, dice no saber nada, según explicó ayer el presidente del Comité de Empresa, Gabriel Garnelo, y eso que la consejera vino expresamente el pasado viernes a la fábrica de Santo Tomás de las Ollas para explicárselo a los directivos de la multinacional.

Los trabajadores de LM secundaron ayer al 100% el primer día de huelga de los dos convocados —hoy continuará hasta el turno de las diez de la noche, que volverá a entrar a trabajar— para forzar a la compañía a negociar. La idea de LM pasa por no quedarse sólo en 393 despidos si las ventas a nivel internacional no se multiplican en los próximos meses, según ha podido saber este periódico.

El paro fue total en los turnos de las diez de la noche, las seis de la mañana y las dos de la tarde y hoy se repetirá. Mientras, a las puertas del centro de convenciones de La Martina donde se celebró ayer la quinta de las reuniones entre ambas partes, decenas de trabajadores y familiares volvieron a cortar la circulación para protestar por una situación que parece abocada a un callejón sin salida.

Tras la quinta reunión, desde el Comité de empresa explicaron ayer que habían solicitado a la empresa su valoración sobre la propuesta de la Junta de Castilla y León de convertir el Ere en Erte, a lo que la dirección de LM respondió que no la conocía. «Ante nuestra insistencia de incluirla en la mesa de negociación, ha sido rechazada», afirmó Gabriel Garnelo en un comunicado.

Según el Comité de Empresa, este movimiento de la empresa «confirma la clara intención de la compañía de deslocalizar la fábrica de Ponferrada». «Conviene recordar que el expediente tiene un carácter trasnacional, al pretenderse recolocar a 240 trabajadores en la planta de Francia. La administración autonómica y el Gobierno de España deben conocer esta posición inmovilista de la empresa. Han dicho en acta que no contemplan sustituir el proceso de despido colectivo por ningún otro; que no contemplan reconvertir el Ere en Erte», explicó la representación sindical. Que añadió: «Si, tal y como afirma la empresa, el Ere está motivado por una bajada puntual de la producción, no parece muy inteligente rechazar una medida que les solucionaría el problema sin coste alguno para la empresa. Con lo cual nos carga de razón cuando decimos que las causas que alega la empresa no son reales y que su intención está cada vez más clara», concluyó Garnelo.

Al paro de ayer y hoy se suma la gran manifestación que recorrió las calles de Ponferrada el pasado sábado en apoyo a los trabajadores y en defensa del empleo en el Bierzo.

LM desprecia la oferta de la Junta y se niega a negociar los 393 despidos