viernes. 02.12.2022

LM niega que el actual ERE sea el inicio de un proceso de deslocalización de la factoría

La empresa asegura que el fin único es adecuar el volumen de plantilla al tamaño de la planta e insiste en que sigue siendo la de "mayor actividad productiva de Europa".
EFE/ Ana F. Barredo
DL / Ana F. Barredo

La dirección de LM Windpower ha querido pronunciarse, por primera vez desde que se inició el proceso de negociación del ERE presentado, para dejar claro que la intención de la compañía no es, en ningún caso, el cierre de la factoría berciana. Fuentes de la empresa han explicado que la decisión de mantenerse en silencio hasta ahora responde a su intención de respetar el proceso de negociación con la parte social y que así pensaban hacerlo hasta el final de las reuniones (hoy es la última). Aseguran también que el cariz que han adquirido los acontecimientos y los últimos hechos violentos, así como determinadas informaciones que se están asumiendo como veraces, no son tal y están generando un alarmismo social sobre el futuro de la planta de La Llanada (Santo Tomás de las Ollas) que no se corresponde con la realidad. "Queremos desmentir que en ninguno de los procesos abiertos se esté barajando el cierre de la planta de Ponferrada ni la deslocalización de la producción", afirmó.

"Los procesos iniciados por la empresa tienen la única finalidad de adecuar el tamaño de la planta a la demanda actual y esperada para la misma", explican fuentes de la multinacional, que también subrayan el peso de la fábrica berciana como la de "mayor actividad productiva de Europa". También recuerdan que "en 2018, ya anunciamos que el pico de actividad que nos llevó a introducir una línea de producción adicional no tendrá continuidad más allá de 2020 y lo que planteamos ahora es regresar a los niveles de empleo que podríamos considerar normales para la planta".

Fuentes de LM Windpower garantizaron en que "estamos trabajando, desde el minuto uno, para tratar de alcanzar un acuerdo con la representación legal de los trabajadores". Una afirmación que se contradice con la realizada por el comité de empresa el pasado martes, durante la noche de los disturbios, cuando afirmó que la dirección había roto las negociaciones de manera unilateral.

"Este proceso es la única forma de poder trabajar por y para el futuro de la planta y la conservación del máximo número de empleos en Ponferrada. No alcanzar un acuerdo resultaría en un escenario preocupante para la propia viabilidad del negocio", explicó la compañía.

LM niega que el actual ERE sea el inicio de un proceso de deslocalización de la factoría
Comentarios