miércoles 25/5/22
LM
Las instalaciones de LM, paradas, en Santo Tomás de las Ollas. ANA F. BARREDO

La dirección de LM Windpower, la factoría de palas eólicas ubicada en el polígono de Santo Tomás de las Ollas, en Ponferrada (León), ha propuesto este martes, en la séptima reunión con el comité de empresa para negociar el expediente de regulación de empleo (ERE), reducir el número de despidos en treinta.

La nueva propuesta de LM es dejar los despidos en 363, lo que el secretario comarcal de CCOO, Ursicino Sánchez, ha considerado un paso importante pero insuficiente dentro de "un proceso lento".

Mientras se celebraba la reunión de la dirección con el comité de empresa, los 1.100 empleados han mantenido la huelga y han formado piquetes a las puertas de la fábrica para impedir la salida del producto.

Ursicino Sánchez ha asegurado que el comité está intentando "hacer ver a la empresa lo que necesita" en cuanto a personal para cubrir "sus necesidades reales".

Ha reconocido que la nueva postura de la dirección viene dada por la huelga y no por la intervención de las administraciones, que no se ha producido pese a que se habían prestado a ayudar.

El presidente del comité de empresa, Gabriel Garnelo, ha sido crítico tanto con la Junta como con el Gobierno central, por no responder a la "situación límite" que atraviesan los trabajadores después de haberse prestado a ayudar en la búsqueda de una solución.

Garnelo ha denunciado que, pese a que la Junta tendía su mano a los trabajadores, ahora no lo está haciendo y ha lamentado que si la factoría estuviera en otra provincia o comunidad habría más interés por este problema.

Ha pedido a los políticos que dejen sus vacaciones para interesarse por las 400 familias que podrían quedarse sin empleo si LM sigue adelante con su pretensión y ha recordado su petición a la Junta de Castilla y León para que se persone en la mesa de negociación y "hagan de mediadores como propusieron".

El delegado territorial de la Junta, Juan Martínez Majo, por su parte, ha solicitado a la empresa que acepte la propuesta puesta sobre la mesa por la administración autonómica de pasar el ERES a un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE), costeado por la administración autonómica, y ha puesto de manifiesto que si LM no lo hace, dejará claro que su pretensión es la deslocalización.

Las negociaciones entre la dirección y el comité de empresa seguirán adelante con la huelga activa hasta el día 13.

LM rebaja el número de despidos en 23 en la séptima reunión con el comité
Comentarios