miércoles. 08.02.2023

Los mastines inocentes

La Junta anula la multa de 180 euros que había impuesto a un ganadero de San Román de Bembibre después de haber sido denunciado por los socios del coto de caza Rodanillo
En la imagen de archivo aparece el pastor denunciado con sus mastines
Los mastines del pastor de San Román de Bembibre, denunciado por los cazadores del coto de caza de Rodanillo, por considerar que habían causado daño a la fauna cinegética, son inocentes. Al menos este fue el veredicto administrativo dictado por la Junta de Castilla y León, a través de la dirección general de Medio Natural. A este pastor le habían tramitado una multa de 180 euros, que ahora no tendrá que pagar. Esta decisión, firmada por el jefe de Medio Natural, Mariano Torre, viene precedida por una manifestación de agricultores y ganaderos adscritos al sindicato agrario Asaja. Como se recordará, un nutrido grupo se personaron con pancartas y perros delante de la sede de la Junta en Ponferrada. La decisión de admitir las alegaciones de Asaja y rehusar la denuncia de los cazadores ha dejado mal cuerpo a estos últimos. Desde el coto de caza de Rodanillo creen que todo lo sucedido puede crear un mal precedente, puesto que están convencidos de que la multa se hubiera hecho efectiva si no estuviera precedida por la presión de la movilización de Asaja. Los cazadores creen que a partir de ahora, si a un cazador lo multan y hay presión en la calle, lo liberarán de ello. El delegado de la Junta en la provincia, Eduardo Fernández, quería terciar entre las dos partes y dar gusto a todos. Por eso, reclama a los pastores tengan mayor cuidado al salir a pastorear y no perjudicar los intereses de los cazadores que pagan cuota de repoblación cinegética.

Los mastines inocentes
Comentarios