viernes 23/4/21
Formación

La lucha de un IES minero por sobrevivir

El instituto de La Gándara de Toreno tiene 127 alumnos, cuando llegó a rozar los 450 en 1998, y se afana en conseguir un ciclo de FP como medio para aumentar el alumnado

Se lo han denegado dos veces y en enero volverá a solicitarlo

Lucía Carro, Izaskun Ortega, Edgar Álvarez y Guillermo González. DL

El Instituto de Educación Secundaria La Gándara de Toreno llegó a rozar los 450 alumnos en 1998. Ahora, tiene 127 provenientes de trece localidades distintas. Llegaron a ser 20. Todas enmarcadas en una cuenca minera (Fabero-Sil) desangrada social, económica y demográficamente.

Solo en los últimos cuatro años, el centro ha perdido 45 estudiantes, además del Programa de Cualificación Profesional Inicial (PCPI) y el Programa de Mejora del Aprendizaje y Rendimiento (PMAR).

Ha pasado a tener un único grupo por curso y aunque los dos bachilleratos se han mantenido, «las optativas que a veces se pueden cursar son muy limitadas», explica la directora en funciones, María José Iglesias. Por eso, el centro se agarra a las posibilidades que abre la Formación Profesional (FP) y a principios de año volverá a presentar, como ya lo ha hecho los dos últimos, la solicitud del Grado Medio de Conducción de Actividades Físico-Deportivas en el Medio Natural.

El módulo en cuestión

El grado Conducción de Actividades Físico-Deportivas en el Medio Natural

En las últimas semanas, el bloqueo a la implantación de este módulo por parte de la Consejería de Educación de la Junta de Castilla y León ha vuelto a cobrar actualidad y han sido varios los pronunciamientos al respecto de que, dos años después de la primera solicitud, el centro siga sin ver cubiertas sus expectativas.

Pero hasta ahora no habían hablado los alumnos y ellos no entienden por qué se niega al instituto tal formación, máxime cuando se trata de un ciclo que no se imparte en ningún otro punto de la provincia y puede servir —defienden— para incrementar el alumnado.

No comparten la idea de que la llegada de este ciclo formativo comprometa el futuro del bachillerato del centro por una hipotética división de los estudiantes, ya que entienden que el planteamiento no debe ser ofrecerlo solo a quienes cursan la ESO en La Gándara, sino a todo aquel que desee formarse o especializarse en esta materia, incluso si ya se dedica profesionalmente a ella pero sin una formación acreditativa.

gandara

Las instalaciones del Instituto de Educación Secundaria La Gándara de Toreno se inauguraron en 1996. L. DE LA MATA

Los estudiantes, al igual que la dirección del instituto, no solo ven este grado medio como una oportunidad formativa, sino que también lo consideran una puerta abierta para muchos compañeros que, por motivos económicos, no pueden optar por otra vía.

«Nuestro alumnado necesita FP y el centro necesita alumnos. Si para la administración, la razón para no implantarlo es la falta de alumnos; para nosotros esa es la razón de solicitarlo.

Sangría poblacional

Desde su apertura en 1996 y hasta la crisis de 2008, el centro perdió el 45,5% del alumnado

Si, como dicen, quieren frenar la despoblación, tendrán que dar oportunidades de formación y de trabajo a los jóvenes. Proponemos una buena opción, porque la familia profesional a la que pertenece es muy demandada. No hay que olvidar que el turismo rural es una de las alternativas por las que apuesta esta zona tras el fin de la minería», defendió la directora en funciones de La Gándara.

En el año 2008, cuando se inició la anterior crisis, el número de estudiantes del instituto de Toreno ya había caído prácticamente a la mitad y, desde entonces, la merma ha sido un goteo continuo, hasta haberse estabilizado a la baja en los últimos dos o tres años. «Somos menos, es verdad, pero el instituto ha intentado mantener el nivel siempre e impartir el número máximo de asignaturas posibles para que tengamos la mayor optatividad», explica David Fernández, estudiante de segundo de Bachillerato.

El potencial del Bierzo

Los alumnos defienden que el ciclo podría ser la base para profesionalizar el sector turístico

«Lo lógico sería dar vías a esta zona para que no siga decayendo y el ciclo de Conducción de Actividades Físico-Deportivas en el Medio Natural es ideal por los recursos que ofrece el Bierzo. Además, podría servir de base para que se creen empresas relacionadas con el turismo activo y la naturaleza como alternativa económica», razona María Iglesias, también alumna de Bachillerato.

Ella está segura de que «no solo la gente del aquí y del entorno va a querer estudiar este módulo, porque sabemos por la experiencia de otras zonas que tiene una demanda altísima. En todo León no hay un sitio en el que se imparta y eso sin tener en cuenta que el Bierzo es una zona de montaña, sobrada de recursos naturales».

Las salidas del ciclo

Empresas de turismo, guías de montaña, escuelas, estaciones de esquí y un largo etcétera

«Teniendo los recursos que tenemos, deberíamos explotarlos. Se llenan la boca diciendo que apuestan por el medio rural, pero al final nos obligan a irnos a la ciudad», sentenció la bachiller Ángela Prieto.

Más polivalencia profesional

Una de las novedades de este curso y de cara a la nueva solicitud —explica la directora de La Gándara— es que el Ministerio de Educación ha actualizado los contenidos del ciclo formativo por el que apuesta el centro «consiguiendo mayor polivalencia profesional». No solo pasa a ser un ciclo de dos cursos completos, sino que «amplía las cualificaciones profesionales y, con ello, el acceso a mayor número de ocupaciones y puestos de trabajo».

Así, además de formar a los alumnos para guiar a clientes en rutas de senderismo, a caballo y en bicicleta, así como a administrar una empresas dedicada a este sector, este ciclo de FP incluye ahora guía en barrancos o de espeleología, guía en rutas nevadas con raquetas, guía de itinerarios por el medio acuático en embarcaciones de recreo, socorrismo en espacios acuáticos naturales y monitor de tiempo libre, en granjas-escuela, en campamentos, etcétera. Es decir, las opciones laborales se incrementa considerablemente con respecto al currículo del ciclo antes de su actualización.

«Nosotros queremos tener ese módulo y participar en él, pero también queremos que la gente de fuera nos conozca y venga para que, poco a poco, vaya creciendo», aseguró Íker Arteaga, que estudia Bachiller de Ciencias.

Lucía Carro, Izaskun Ortega, Edgar Álvarez y Guillermo González cursan cuarto curso de la ESO y tienen una visión similar a la de sus compañeros de mayor edad. Les han explicando en qué consiste el ciclo formativo que se está solicitando y consideran que es el más acertado para la zona. También insisten en que esa formación podría ser el punto de partida para crear especialistas, profesionales capacitados que pueden ser el germen de un sector turístico potente. Defienden el potencial de todo el Bierzo y, en especial, de su zona en este sentido y consideran que el Alto Sil y toda la cuenca Fabero-Sil está poco explotada en el conjunto de la comarca. «Quizás esto podría cambiar las cosas», apuntan.

Los apoyos

Los Ayuntamiento de Toreno y Páramo del Sil, el Consejo Comarcal del Bierzo, la Asociación de Comarcas Mineras (Acom), once juntas vecinales, doce asociaciones culturales, tres clubes deportivos, tres ampas, seis asociaciones de otra naturaleza y los sindicatos se han posicionado por escrito a favor de la implantación del Ciclo Formativo de Grado Medio Conducción de Actividades Físico-Deportivas en el Medio Natural.

Además, la dirección del centro educativo ha elaborado un estudio entre los alumnos de cuarto de la ESO de toda la provincia de León para conocer la aceptación y el interés que pudiera suscitar el ciclo. «A la mayoría de los encuestados les parecen interesantes sus salidas profesionales y las opciones de continuidad académica», asegura la directora en funciones de La Gándara, que sí reconoce que el test pone de manifiesto «la dificultad de venir a Toreno».

La lucha de un IES minero por sobrevivir
Comentarios