miércoles. 17.08.2022
El jabalí y el corzo está desapareciendo de varios montes próximos a la capital berciana

Una manada de lobos diezma la caza y atemoriza en la zona de Ferradillo

Vecinos y cazadores de los pueblos de Priaranza y Borrenes reclaman batidas autorizadas
La queja es generalizada entre los cazadores de los cotos de Paradela de Muces, Borrenes, Santalla del Bierzo, Priaranza, Villavieja y Ferradillo, muy cerca de Ponferrada: Los lobos están diezmando la caza del jabalí y el corzo, y comienzan a atemorizar a los vecinos de las poblaciones más altas. Evangelino Álvarez, uno de los presidentes de los cotos, asegura que se han visto manadas de cuatro o cinco lobos en la zona de los montes próximos a Ferradillo, y quiere dejar bien claro que en este caso no se trata de perros asilvestrados, como los que actúan por otras zonas del Bierzo causando daño también al ganado. Otro cazador de la zona de Borrenes sostiene que los avistamientos de estas manadas han sido hace apenas una semana, y que la situación comienza a ser ya más que preocupante. El lobo, especialmente en los puntos más altos de las montañas, ha hecho descender la población del jabalí en más del 60%, según los cálculos que hacen los cazadores, y en base a las dificultades que ahora, -en comparación con hace apenas unos años-, tienen para lograr abatir uno de ellos. Lo mismo pasa con el corzo, pieza codiciada y que cada vez es menos vista en estos montes próximos a Ponferrada, y que abundaba en las laderas y valles situados no muy lejos del más que centenario castillo de Cornatel. Los cazadores y vecinos de los pueblos afectados consultados indican que el lobo permanece por el día en los puntos próximos a las cumbres de las montañas, y por la noche saben que suele descender a comer no muy lejos de los pueblos, como es el caso de la localidad de Paradela de Muces. En Ferradillo habitan personas, pero especialmente en el verano, y es donde más próximo tienen a los lobos. Hace unos días, como prueba de la actuación depredadora del lobo, los cazadores encontraron y fotografiaron un jabalí completamente descuartizado, al que sólo le quedó el frontal del cráneo. «Se han visto manadas de cuatro y cinco lobos, y no se trata de perros asilvestrados» EVANGELINO ÁLVAREZ Presidente de uno de los cotos

Una manada de lobos diezma la caza y atemoriza en la zona de Ferradillo
Comentarios