sábado 23/10/21

«La medicina ha perdido hoy la humanidad»

Paco Marqués publica la segunda edición ampliada de su biografía y piensa en la tercera

Lo fue todo en la Medicina. Tan es así, que su biografía va por la segunda edición y ya piensa en una tercera. De momento, en la que acaba de salir, ha añadido 130 páginas, hasta la 444. Y aún cree que tendrá que ampliar el número de hojas.

La vida de este médico de Cubillos del Sil da para mucho más que un libro. Sólo hay que revisar el índice, jaleado de viajes, reuniones científicas y vivencias de la infancia. Relatos de mi vida es un canto a lo bueno de este mundo, surgido de una charla con su nieto Guillermo, cuando le dijo que iba a escribir un diario. Así empezó. Para que no se pierda la memoria de los suyos.

Especialista en Aparato Digestivo y Endoscopia, Francisco Fernández Marqués tiene un busto en su pueblo, obra de Arturo Nogueira, que fue sufragado hace una década por los vecinos de Cubillos, lo que da idea de su talla humana y profesional. «Nunca había escrito un libro, aunque había leído mucho», explica Marqués, orgulloso, sobre todo de su paso por Pajares de los Oteros, cuando era el médico más joven de la provincia. No se le murió ni un paciente en el año largo que pasó en aquellas tierras de secano.

Jefe de Digestivo durante 37 años en Valdecilla (Cantabria), su vida como especialista tiene paradas en el libro en centros de primer nivel en Berlín, Bolonia, Nueva York, Estocolmo o Madrid. De su experiencia vital habla mucho, pero también de Egipto, su otra gran pasión. La lista de países es casi interminable. Desde China a Rusia pasando por Europa o Nueva Zelanza.

«Espero que tras esta lectura hayáis descubierto algo más sobre mí, quizá alguna sorpresa, quizá lo esperado, sea como fuere, este soy yo, vuestro hijo, padre, abuelo, amigo, compañero, vecino...». Así acaba esta segunda edición, que ya está en librerías de Ponferrada, León y Santander.

Marqué nació en 1943 en Cubillos y estudió la carrera en Valladolid. Y aunque es optimista por bandera, piensa que hoy la Medicina tiene más medios pero ha perdido la humanidad. «Lo más importante para un médico es la humanidad», recalca.

El libro también se detiene en los personajes de Cubillos que conoció de niño. El Fungo, Xan, El Calores, El Cubano, Dani «el pollo»... Recuerdos de médico como un día que escuchó las voces de un padre porque su hijo se había tragado una moneda de una peseta. «Le introduje el gastrocopio, con las pinzas dentro del canal hasta que cogí la moneda, y con muchísimo cuidado y precisión, la extraje con el endoscopio. Aún recuerdo los saltos y los abrazos del padre con el niño. Le dije que la próxima vez la propina fuera de un billete de cien pesetas...». Ése es Paco Marqués. Un berciano con mucho mundo.

«La medicina ha perdido hoy la humanidad»