lunes 20.01.2020
Entre los sabios

La mejor nota berciana en los premios Nobel

El músico clarinetista Alberto Álvarez, integrante de la Orquesta Sueca de Cámara, tocará en Estocolmo en el concierto dedicado a los premiados
Alberto Álvarez García tocando el clarinete en el Bergidum en el concierto que ofreció en abril. L. DE LA MATA
Alberto Álvarez García tocando el clarinete en el Bergidum en el concierto que ofreció en abril. L. DE LA MATA

Un berciano será parte activa de todo lo que conforma la ceremonia y banquete de agasajo en la entrega de los Premios Nobel, que se celebra mañana martes en Estocolmo, la capital sueca. Alberto Álvarez García es un conocido músico de Ponferrada, profesional del clarinete, que ahora mismo trabaja en la Orquesta Sueca de Cámara. Con esta agrupación, integrada por 40 músicos, estará ofreciendo un concierto dedicado a los Nobel reconocidos este 2019 y a todas las autoridades mundiales que le acompañan.


Los premios se conceden en una ceremonia celebrada anualmente en la Sala de Conciertos de Estocolmo, seguido del banquete en el Ayuntamiento todos los 10 de diciembre, fecha en que Alfred Nobel murió. Como es sabido, por su parte, la entrega del Premio Nobel de la Paz se realiza en Oslo, Noruega.

 

Este periódico habló ayer por teléfono con Alberto Álvarez, que se encuentra en Suecia, y adelantaba que interpretarán temas del cancionero tradicional sueco. En el 2016 el reconocido músico berciano ya formó parte del concierto que se ofreció en la entrega de los Nobel de la Paz, en Oslo, y ahora, mañana martes se suma la ceremonia en Estocolmo.

 

«En la sala del banquete van a estar todos los premiados y arriba, en las escaleras la orquesta. Va a estar muy bien», adelantaba Álberto Álvarez.

 

Preguntado por su impresión ante un evento de repercusión internacional, el músico virtuoso del clarinete, decía sentirse aofrtunado: «Está muy bien formar parte de algo que tiene importancia a nivel mundial. Es un poco eso, hay muy buena energía y hay muchas ganas, porque es favor del progreso y la humanidad. Está muy bien».

 

Lleva al Bierzo en el alma y al ser preguntado por si tiene proyectos culturales para esta comarca responde que, en efecto, tiene algo pensado que debe madurar. «Quiero hacer cosas en ponferrada; quiero hablar con sus autoridades para ver qué se puede hacer por Ponferrada; es necesario, hay que hacer algo con la cultura», reafirma Álvarez desde Suecia.

 

En cuanto a los proyectos inmediatos, tras esta ceremonia de los Premios Nobel, en cartera están varias giras con la Orquesta Sueca de Cámara. «Seguimos de gira en febrero, vamos a ir a París y también a varias ciudades de Alemania», cuenta con gran ilusión, al tiempo que destaca los nuevos proyectos con un director de la orquesta, que es un famoso clarinetista.

La mejor nota berciana en los premios Nobel