lunes 6/12/21
Desde Laciana a Galicia

El Ministerio estudia proteger la fauna con «autopistas» verdes

El corredor que plantea la organización WWF iría de los Montes Aquilianos a Laciana y Galicia
                      Vista de los Montes Aquilianos, en una imagen de archivo desde Ponferrada. L. DE LA MATA
Vista de los Montes Aquilianos, en una imagen de archivo desde Ponferrada. L. DE LA MATA

La organización ecologista WWF acaba de publicar en la revista Ambienta del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico su propuesta para crear lo que llama genéricamente «autopistas salvajes», que no son otra cosa que corredores ecológicos e infraestructuras verdes que garanticen la movilidad de las especies salvajes y la conservación de la biodiversidad. En ese mapa, a nivel nacional, propone como primer corredor a llevar a cabo la Cordillera Cantábrica, con gran protagonismo para el Bierzo.

La idea se centra en aprovechar las márgenes de los ríos y zonas de bosque y matorral de la Red Natura 2000, y no tanto paisajes agrarios, explica la nueva responsable del programa de especies en WWF España, Laura Moreno. «Uno de los más importantes pasa por el norte de la provincia de León y la comarca del Bierzo, y es el Corredor del Cantábrico, de especial interés para especies amenazadas como el oso pardo; sin duda, su conservación y restauración, beneficiaría a muchas otras especies de nuestra fauna y flora», plantea Laura Moreno, en declaraciones a este periódico.

En la comarca del Bierzo, uno de los núcleos naturales principales de la denominada «autopista salvaje» sería la Red Natura Montes Aquilanos. Para fomentar la conectividad ecológica, según WWF, sería necesario restaurar y «renaturalizar» el territorio para que exista conexión entre este espacio y otros de la red que se encuentran más al norte, como la Sierra de los Ancares, el Alto Sil, Omaña y el Valle de San Emiliano, y al oeste, con los espacios gallegos de Ancares y la zona del Courel.

En el caso del Bierzo, la fauna salvaje tiene unos niveles de conservación aceptables aunque también existen especies amenazadas. «La comarca del Bierzo cuenta con gran diversidad de especies de flora y fauna, que incluyen desde especies más comunes, hasta especies más amenazadas. Entre las especies de fauna más amenazadas podemos destacar al desmán, uno de los animales más desconocidos de nuestra fauna, de gran valor por tratarse de un endemismo ibérico que habita en los ríos mejor conservados, y al urogallo cantábrico, ave que se encuentra «en situación crítica», y que la comarca del Bierzo alberga algunos de los últimos ejemplares de esta especie», razona Laura Moreno. El Bierzo, en ese Corredor salvaje de la Cordillera Cantábrica, uno de los 12 que plantea WWF en España, también actuaría como zona de paso del oso pardo desde zonas en las que habita al norte de la provincia de León, desde Laciana a Picos de Europa, hacia las sierras de los Ancares y Courel en Galicia.

La organización ecologista ya ha dado los primeros pasos y ha hecho llegar su propuesta no sólo al Ministerio sino también a la Junta de Castilla y León. Además, recientemente, en julio de este año, se ha aprobado la «Estrategia nacional de infraestructura verde y de la conectividad y la restauración ecológica» por parte del Ministerio de la Presidencia.

«Es un documento orientador, y un buen punto de partida para que España avance en la restauración y pueda contribuir al cumplimiento de los objetivos de restauración establecidos en la Estrategia Europea de Biodiversidad para 2030, y en la futura Ley de Restauración Europea», insiste esta experta. Desde WWF echan en falta que la Estrategia no incluyese un mapa ni cartografía explícita, ni herramientas concretas para garantizar la conservación y restauración. A partir de su aprobación del pasado mes de julio, las comunidades autónomas tienen tres años para desarrollar sus propias estrategias de infraestructura verde y conectividad. «Esperamos que lo hagan de forma coherente y coordinada con las comunidades autónomas limítrofes», insiste Laura Moreno.

De momento, Castilla y León no ha aprobado su estrategia propia. Desde WWF esperan que las comunidades autónomas integren y consideren esta red de conectividad que proponen en los diferentes instrumentos de planificación regional —planes de ordenación del territorio, «que son la base para otros planes territoriales a escala subregional o comarcal, y municipal»—, y en los procesos de evaluación ambiental estratégica de otros planes territoriales y sectoriales autonómicos, concluyen desde la organización.

El Ministerio estudia proteger la fauna con «autopistas» verdes
Comentarios