viernes 27/5/22

La vicepresidenta tercera, Teresa Ribera, da mucha importancia a la restauración ambiental y ayer volvió a dejarlo patente antes, durante y después de visitar el cielo abierto El Charcón de Tremor de Arriba (Igüeña), incluido en los planes de restauración financiados por el Instituto de Transición Justa (ITJ) a través de fondos europeos.

En este contexto, la ministra pidió celeridad a la Junta de Castilla y León para poder iniciar los trabajos cuando antes, tanto en el Bierzo Alto como en la Gran Corta de Fabero. Aunque la financiación procede del Estado, los permisos para iniciar la intervención dependen de la Administración autonómica.

«Necesitamos que el gobierno de la Junta de Castilla y León de su visto bueno para poder contratar de una vez con quien tiene que tener la gestión de los trabajos de restauración. Afortunadamente, ayer en un intercambio con el consejero me dijo que creía que en breve nos podría confirmar y firmar la participación y el respaldo de la Junta. Se nos ha retrasado desde diciembre y esperamos que se pueda acelerar», dijo Ribera.

Para la máxima responsable del Miteco, los programas de restauración ambiental son cruciales porque «simbólicamente cierran cicatrices» y porque «nos permiten trabajar directamente con trabajadores de la minería que conocen bien la zona y que encuentran una primera salida profesional en aquello que ha sido su actividad de siempre». También porque «ha sido una apuesta para sentar las bases para la construcción del después. Si no cerramos las cicatrices, estaremos perdiendo un espacio que puede ser aprovechado de nuevo», defendió Teresa Ribera.

La ministra pide celeridad a la Junta para poder restaurar cielos abiertos
Comentarios