martes. 09.08.2022

La Confederación Hidrográfica Miño-Sil ha autorizado a los regantes del Canal Bajo del Bierzo que rieguen por las noches de manera excepcional dado que las altas temperaturas conllevan unas exigencias mayores de agua para los cultivos y el horario diurno que se impuso el pasado mes de mayo para combatir la sequía y garantizar el riego durante todo la campaña resulta, ahora, insuficiente. En todo caso, la medida extraordinaria se aplicará solo hasta el lunes y entró en vigor ayer, según explicó el presidente de la Comunidad de Regantes del Canal Bajo del Bierzo, José Luis Prada.

El pimiento, los frutales y las huertas en general están sufriendo las graves consecuencias de las altas temperaturas registradas durante los últimos días en el Bierzo. La tierra necesita más agua de la habitual y eso alarga los tiempos de cada turno y retrasa el riego, con lo que las diez de la noche, que era la hora límite hasta ayer, se queda corto y lo notan, sobre todo, los regantes de la zona de Posada, Villaverde y Carracedelo.

Por lo tanto, desde ayer y hasta el lunes, el Canal Bajo estará activo durante las 24 horas del día. Más allá regresará al horario aprobado en primavera y se volverá a cortar el agua entre las 22.00 horas y las 6.00 horas. «El calor machaca los cultivos y si no queremos perderlos, tenemos que regar más», aseguró José Luis Prada, explicando que la fruta se encuentra ahora en la fase de desarrollo en la que «más agua necesita».

La medida aprobada por la Confederación Hidrográfica responde a una petición directa de la Comunidad de Regantes del Canal Bajo que este año, por primera vez, ha tenido que aceptar las restricciones de agua con los consiguientes cortes nocturnos. Un sistema que estaba funcionando bien y había hectómetros cúbicos suficientes hasta que llegó el intenso calor.

La Miño-Sil autoriza riego nocturno en el Canal Bajo por las altas temperaturas
Comentarios