martes 19/1/21
Medio Ambiente

La Miño-Sil invirtió 648.000 € en limpieza de ríos en el último año

Supone el 23% de un gasto global de 2,8 M€ en toda la demarcación
El río Sil a su paso por Toral de Merayo. ANA F. BARREDO
El río Sil a su paso por Toral de Merayo. ANA F. BARREDO

La Confederación Hidrográfica del Miño-Sil invirtió 648.543 euros en 42 actuaciones de conservación del Dominio Público Hidráulico durante el año 2020 en el Bierzo. El organismo de cuenca actuó en 70 kilómetros de cauces en la provincia de León —prácticamente todos en la comarca— en el marco de un plan general aplicado también en Lugo, Orense, Pontevedra y Zamora. En total, se ha trabajado en más de 316 kilómetros de la demarcación, «lo que supone un incremento del 56% en relación a 2019, año en el que se había actuado en 203 kilómetros», detallaron fuentes de la Miño-Sil.

Más de 2,8 millones de euros. Esta es la cantidad que la Confederación ha invertido en todo el territorio de su demarcación en el último año para «mejorar el funcionamiento natural del río, amortiguando el efecto de los procesos hidrológicos y aumentando su heterogeneidad y grado de naturalidad». Por lo tanto, el desembolso realizado en el Bierzo se corresponde con prácticamente el 23%. Es decir, casi uno de cada cuatro euros invertidos en la cuenca se quedó en la comarca.

Esos 2,8 millones de euros de inversión global para actuaciones de conservación constituyen un incremento superior al 18% con respecto a la partida de 2019. «Las actuaciones de conservación, restauración y rehabilitación del dominio público hidráulico son siempre necesarias e imprescindibles para el buen estado de nuestros cauces, si bien en años de abundantes lluvias está necesidad se hace más patente, ya que esto provoca aumento de caudal, suelos incapaces de filtrar más agua, inundaciones, debilitación del terreno y arrastres de maleza, mermando así la capacidad de desagüe y la calidad de las aguas», explicaron fuentes de la Confederación Hidrográfica Miño-Sil.

Con las labores de conservación realizadas, se atenúan los efectos de los temporales, «cada vez más recurrentes por efecto del cambio climático», aseguró el presidente del organismo de cuenca, José Antonio Quiroga.

En lo que a las técnicas que se han empleado para la ejecución de los trabajos, la Miño-Sil ha especificado que en todas «se prestó máximo respeto al entorno, siendo fundamental su integración con el funcionamiento ecológico del río y con el paisaje fluvial». Por otra parte, en los trabajos de estabilización de márgenes, «se aplicaron técnicas de bioingeniería, empleando biorrollos y mantas biodegradables, estaquillado con especies vegetales del lugar, plantación de frondosas o siembra de gramíneas y leguminosas. Especies que enraízan con facilidad y facilitan la estabilización», subrayaron las mismas fuentes.

Además, la Confederación también ha colaborado con los ayuntamientos con falta de medios que solicitaron su ayuda para la limpieza de tramos urbano de ríos.

La Miño-Sil invirtió 648.000 € en limpieza de ríos en el último año