sábado. 04.02.2023

El Consejo de Ministros aprobó ayer los Planes Hidrológicos de Tercer Ciclo, un documento que define las líneas de actuación para gestionar los recursos hídricos en España desde ahora hasta el año 2027. En el nuevo plan hidrológico de la Demarcación del Miño-Sil destaca la nueva delimitación y caracterización de las masas de agua subterráneas que han pasado de 6 masas a 24; el nuevo inventario de recursos hídricos naturales, el impacto del cambio climático, que se ha cuantificado en una reducción del 8,5 % para el horizonte de 2039 y los caudales ecológicos. El documento también establece los valores máximos de excedentes de nitrógeno que pueden recibir las masas de agua afectadas por contaminación difusa procedente de las actividades agrarias, con el interés de alcanzar los objetivos ambientales previstos en el Plan Hidrológico. En cuanto al programa de medidas, se han establecido 321 actuaciones con un presupuesto global de 444,21 millones de euros para el horizonte 2027.

La Miño-Sil prevé 321 actuaciones hasta 2027 en el Plan Hidrológico