domingo 25/7/21

El Moneo berciano viaja a la Bienal de Venecia

Elegida la bodega de Descencientes de J. Palacios que diseñó con Clara Moneo y Valerio Canals
El arquitecto, en el centro de la imagen. LAURA SERRANO

La arquitectura más emblemática de Moneo viaja a Venecia para ser admirada. Y entre ellas se encuentra la maqueta de la bodega berciana, situada en Corullón, de Descendientes de J. Palacios.

Este trabajo forma parte y acompaña a algunos de los proyectos más emblemáticos de Rafael Moneo, como la Torre Puig de Barcelona, la ampliación del Museo del Prado de Madrid o el Archivo del Reino de Navarra. Todos han viajado a la XVII Bienal de Arquitectura de Venecia para que puedan ser admirados por el público internacional.

Se trata de una exposición, ubicada en el Pabellón del Libro de los Jardines venecianos, que representa el homenaje que los organizadores de este certamen han querido rendir al arquitecto español, que ayer recibía el León de Oro a la carrera en una ceremonia con un grupo muy reducido de personas, por la pandemia del coronavirus.

La muestra incluye unas cuarenta fotografías en blanco y negro de algunas de sus obras, y cuatro maquetas de madera, entre ellas del Auditorio Kursaal de San Sebastián y del Museo Nacional de Arte Romano de Mérida. Los proyectos en blanco y negro están ordenados de forma cronológica, empiezan con la factoría aragonesa de Diestre de 1964 para acabar con la bodega para Descencientes de J. Palacios, ubicada el Bierzo, que diseñó en colaboración con Clara Moneo y Valerio Canals.

Los visitantes que se acerquen hasta este Pabellón del Libro, que recoge los catálogos de los participantes de cada edición de las bienales de arquitectura y arte, podrán ver también otras de sus obras, como la ampliación de la Estación de Atocha de Madrid, el Hospital Gregorio Marañón o la Plaza Monumental de Pamplona. Pero la arquitectura de Moneo no se ha limitado solo a España y también se exponen otros de sus diseños internacionales, como la Catedral de Nuestra Señora de Los Ángeles (Estados Unidos) o los souks de Beirut (Líbano).

La Bienal de Arquitectura de Venecia, que abría sus puertas al público ayer 22 de mayo y hasta el 21 de noviembre, destaca en la exposición que Moneo es «uno de los arquitectos más transformadores de su generación», que ha sabido responder con sus diseños «a las contingencias de cada sitio» en el que se han levantado. Los organizadores subrayan también que «ha acentuado la importancia de los espacios colectivos» y ponen de relevancia sus facetas como docente, estudioso y crítico.

Moneo participaba el viernes en el acto de inauguración del pabellón de España, una propuesta que navega por la incertidumbre del futuro de la mano de los comisarios españoles Sofia Piñero, Domingo J. González y Fernando Herrera, y el polaco Andrzej Gwizdala.


Sobre estas líneas algunos de los proyectos más emblemáticos de Rafael Moneo (centro, imagen de la derecha) que se pueden ver en una exposición homenaje. LAURA SERRANO
 

El Moneo berciano viaja a la Bienal de Venecia