miércoles 19/1/22
Morala muestra el estado de una de las calles. DL

«Parece que todavía se quiere castigar más a los vecinos desde que protestan por el abandono que sufren». Con esa frase dirigida al alcalde de Ponferrada, el portavoz del Grupo Municipal Popular en el Ayuntamiento de Ponferrada, Marco Morala, criticó ayer el estado de abandono de los pueblos de Villar, Salas y Lombillo.

Tras una visita, en la que estuvo acompañado por la concejal Lidia Coca, el encargado de pedanías del PP local Carlos Fernández y el alcalde de barrio, Sigi Verdial, Morala constató «que las peticiones de los vecinos son idénticas en los tres pueblos. Y sobre todo, que son absolutamente razonables y realizables con un poco de esfuerzo y no mucho presupuesto. Lo que pone de relieve una vez más que faltan ganas de trabajar y empatía con los vecinos en mayor medida aún que consignaciones presupuestarias».

Algunas de las demandas de los tres pueblos son, según el líder de los populares, más de interlocución que de realización directa por el ayuntamiento, como sucede con la deficiente cobertura de la telefonía móvil e internet. «Otras dos peticiones centran sus quejas y nuestra denuncia. En primer lugar, hay un clamor unánime en todas las localidades, especialmente de la gente mayor que carece de vehículos o cuya condición personal no les permite su uso. Se trata de dotar de un servicio de autobús diario con, al menos, cuatro frecuencias, dos de mañana y otras dos de tarde».

Y añadió Morala: « Mucho pregonar la movilidad de los vecinos y nada para facilitarla realmente con desplazamientos sencillos y públicos. Consejos vendo que para mí no tengo, es el lema del alcalde y del concejal encargado del transporte urbano a estos pueblos. Claro que, en segundo lugar, convendría que al llegar a los pueblos el autobús no cayese en alguno de los baches que jalonan la carretera, porque algunos viales parecen un campo de minas. Aquí ya no se puede hablar ni de festival de baches, sino de un auténtico campeonato mundial de socavones en las principales calles. De poco sirven unos arreglos cosméticos en otras calles si las más transitadas están abandonadas».

En opinión de Morala, Los Barrios se ha convertido «en una prueba palmaria de la desidia para con el medio rural del municipio, y sus gentes no se merecen este trato del ayuntamiento. El alcalde, que es tan comprensivo con los socialistas del Ministerio que nos quitan el tren a Vigo en lugar de reivindicar para los vecinos, es todavía más apático para acometer las obras que Los Barrios demandan».

Morala critica el «castigo» del alcalde a Los Barrios
Comentarios