martes 24/5/22

Morala pide al alcalde que se deje de eslóganes huecos con el presupuesto

El PP considera prioritario destinar fondos a mejoras educativas y generación de empleo
undefined
El portavoz del PP, Marco Morala, en imagen de archivo. L. DE LA MATA

El portavoz del Grupo Municipal Popular en el Ayuntamiento de Ponferrada, Marco Morala, aseguró ayer que no entrará en el juego de pedir cantidades imposibles en todos los sitios para ponerle deberes al equipo de gobierno, «a sabiendas de que esas peticiones no serán atendidas».

Dice Morala que «eso, que lo hagan otros, para poder justificar luego un apoyo inmerecido al equipo de gobierno», en alusión al PRB de Carballo.

«Nosotros comprometimos con nuestros votantes un proyecto de ciudad, y a él nos atenemos», zanja el portavoz del PP, quien indica que el alcalde, Olegario Ramón, «estableció criterios para medir el fracaso de su gobierno, y seguro que en los próximos presupuestos constata que efectivamente ha fracasado».

Desde el PP consideran que son «unos presupuestos municipales que no ayudan a la creación de empleo y a la reactivación de la economía, sino que la entorpecen con una presión fiscal imposible de asumir por los ciudadanos, no pueden merecer más que la crítica y el voto en contra. Unos presupuestos que empujan a que haya menos empresas, menos empleos y menos habitantes solo pueden merecer nuestra reprobación. Son criterios objetivos que expresan claramente que el equipo de gobierno va en mala dirección y el alcalde carece de ideas para revertir esta situación tan negativa. Él y sus presupuestos serán responsables de cada baja del padrón municipal de habitantes, de cada empleo que no se recupera, de cada negocio que cierra sus puertas. Porque los presupuestos son el único instrumento eficaz para cambiar esta dinámica, pero el alcalde los quiere utilizar justo para lo contrario».

Como ha sucedido en ocasiones anteriores, creen que les han pedido propuestas «para presupuestos para cubrir el expediente, e incluso para salir del paso ante su falta de imaginación». «Pocas de nuestras sugerencias se han visto plasmadas efectivamente y menos aún han pasado del papel a la realidad —indican— que esta incapacidad para ejecutar el presupuesto es también un problema tan grave como el de no poner las partidas adecuadas. Piden sugerencias, pero no entregan su proyecto de presupuestos, bien para que no se pueda constatar su inutilidad para activar el empleo, bien para terminar diciendo que todo lo que se proponga ya lo habían pensado ellos. Sin analizar el borrador de los presupuestos no se pueden hacer aportaciones relevantes, de modo que no nos pronunciaremos al respecto hasta conocerlo».

Y luego, —añaden— «el primer criterio no será comprobar obra a obra, sino si en su conjunto los presupuestos son buenos para la economía y la sociedad ponferradina, empezando por el mantenimiento de tributos injustos y abusivos, como el tasazo de la basura, porque esta presión fiscal es insoportable y su injusticia fiscal genera injusticia social».

propuestas «menospreciadas»

En cualquier caso, dice Morala que no será por falta de propuestas de inversiones: «Tienen todas las que durante estos años les hemos ido presentando y han menospreciado. Hubiesen hecho bien escuchándonos. Pero este gobierno local ni eso y genera remanentes de gastos no hechos y que hubiesen representado una importante inyección para la economía y el empleo de Ponferrada». Eso sí, «que ese millón de euros que nos dicen propongamos, lo prioricen en educación y lo destinen a los colegios y su entorno inmediato, que tienen fatal, especialmente los más antiguos, como La Borreca. Que mucho slogan hueco, mucha pancarta y mucha recogida de firmas, pero de apoyar la educación nada de nada».

Morala pide al alcalde que se deje de eslóganes huecos con el presupuesto
Comentarios