miércoles. 01.02.2023

El portavoz del PP en el Ayuntamiento de Ponferrada, Marco Morala, reprochó ayer al gobierno local su falta de palabra respecto a la municipalización del servicio de transporte público, que ha sido uno de los «mantras» —así lo definió— del equipo de Olegario de Ramón tanto durante la campaña electoral como ya al frente del Consistorio. Dice Morala que este es un ejemplo más de que la intención difiere mucho de la realidad ante la «nula gestión» que le atribuye al equipo de gobierno.

«Hay quien piensa que no se puede dar tanto la matraca con un tema para luego no cumplir, pero esta es una constante en el caso de Olegario Ramón. El actual alcalde propuso en la oposición, el 21 de julio de 2016, municipalizar el servicio de transporte urbano de Ponferrada como medida de ahorro. Esta es la literalidad de sus palabras. No se conformó solo con eso, sino que lo cuantificó en 300.000 euros al año. Hemos de suponer que está malgastando anualmente esa cantidad desde que gobierna y no ha municipalizado el transporte, por lo que el incumplimiento de su sola promesa le costará al Ayuntamiento de Ponferrada según sus propios cálculos de entonces y en su mandato más de 1.200.000 euros», aventuró el portavoz del PP.

Pero no solo es que la municipalización de este servicio dista mucho de ser realidad, según Morala, sino que la política del gobierno local respecto al transporte urbano «ha sido un despropósito», con «supresión y modificación de líneas y frecuencias» y unos nuevos autobuses, los Isuzu, que «han resultado peores que el autobús escolar de Playmobil», «incómodos», «contaminantes» y con «constantes averías».

Con todo ello, «el descontento de los ciudadanos y de los usuarios es elocuente y generalizado», afirmó Morala.

Morala pregunta a Ramón dónde quedó el «mantra» de municipalizar el «TUP 2.0»
Comentarios