jueves 26/5/22

El portavoz del Grupo Municipal Popular en el Ayuntamiento de Ponferrada, Marco Morala, recrimina al equipo de gobierno de Ponferrada la sustitución de los contenedores soterrados existentes en algunas calles tradicionales y comerciales por otros contenedores de grandes dimensiones, colocados en la superficie. «Anulan los contenedores soterrados, más acordes con las ciudades de valores histórico-artísticos y turísticos, e inundan las calles de contenedores de basura que provocan un alto impacto visual negativo. En definitiva, el alcalde ha decidido hacer de Ponferrada una ciudad más fea».

Dicen que vecinos de las calles en las que ha comenzado el cambio de los contenedores soterrados por otros mucho más visibles consideran esa decisión «un atentando visual, que dimensiona bien la sensación de ciudad sucia de Ponferrada durante estos tres años de abandono del actual equipo de gobierno. Un equipo de gobierno que ha reconocido expresamente que Ponferrada estaba más sucia, pero, como siempre, buscando a quien imputar la culpa, ya sea a la empresa concesionaria de la limpieza o al proceso de contratación. La verdad es que de esta situación de suciedad y abandono de la ciudad solo hay un culpable que es el alcalde, como solamente él es el culpable de hacer que Ponferrada retroceda décadas, al quitar los contenedores soterrados».

 Considera Morala que esta decisión «no contribuye a que Ponferrada sea más atractiva, ni para el turista que nos visita, ni para los ciudadanos que vivimos en ella. Produce una evidente contaminación y molestia visual, y esperemos que no facilite también una peor recogida».

Como problema añadido dice que muchos de estos contenedores están siendo situados en plazas ORA, «por lo que es necesaria una explicación sobre si existirá compensación por estas plazas ocupadas; ¿cuánto nos van a costar los caprichos sin sentido de este alcalde y de este equipo de gobierno? Parece que se han propuesto continuar el referente de inutilidad y fealdad del Parklet. ¿Han intentado abaratar los contratos con los que han privatizado la recogida de basuras y la limpieza viaria? Siguen siendo un gobierno fuerte con el débil y débil con el fuerte.

Ya lo pedimos en el salón de plenos, pero el clamor popular es tal contra esta nueva arbitraria, caprichosa y desastrosa decisión del equipo de gobierno, que lo reiteramos. La herencia de este alcalde es una Ponferrada peor, más insolidaria, más decadente, con mayor presión fiscal, pero peor gasto público, menos empleo y población, consecuencia de tres años de política de brazos caídos, abandono y despreocupación. No es de extrañar que haya quien se pregunte si este alcalde recuperará la montaña del carbón». Así, lo ven desde el PP como «otra herencia de desastre de gobierno municipal es el cambio de contenedores a peor».

Morala reclama el uso de los contenedores soterrados