jueves 21/1/21
La jornada de ayer

Morán pide unión público-privada para saldar la deuda con el Bierzo

Afirma que los fondos de transición son claves y reclama peso para la Diputación en el proceso
Eduardo Morán y Joaquín S. Torné, ayer durante la ponencia inaugural del congreso. L. DE LA MATA
Eduardo Morán y Joaquín S. Torné, ayer durante la ponencia inaugural del congreso. L. DE LA MATA

El presidente de la Diputación de León, Eduardo Morán, fue el encargado de la ponencia inaugural del segundo Congreso sobre la Economía del Bierzo organizado por Diario de León en la sede de la Fundación Ciudad de la Energía, en Ponferrada. En su intervención, Morán subrayó la «deuda» que tanto las administraciones como las compañías eléctricas tienen con el Bierzo «por lo mucho que esta tierra y sus gentes entregaron al desarrollo económico y social del país como gran reserva energética». Una deuda a la que —dijo— hay que dar una respuesta ágil porque la comarca no está condiciones de perder más tiempo.

Aunque no obvió en ningún momento la situación crítica que vive el Bierzo, el presidente provincial tampoco pasó por alto sus potencialidades y se agarró a todos los «ingentes recursos» que tiene la comarca, sobradamente conocidos, para enarbolar la bandera del optimismo en un momento «clave» ante las oportunidades que se abren con los planes de transición justa. «Tienen que ser el empujón definitivo para saldar la cuenta con esta tierra tras décadas de sacrificio», dijo para recalcar después que ese proceso de transición deberá contar «siempre» con la Diputación y los municipios mineros para «tener el éxito que todos deseamos». «Conocemos mejor el territorio y está contrastada nuestra eficacia en el medio rural. Somos el ayuntamiento de los ayuntamientos», defendió Eduardo Morán.

Precisamente, el presidente provincial dedicó buena parte de su discurso a enumerar los planes, servicio e inversiones que la institución destina a los pueblos en materia de infraestructuras, de servicios sociales, de cultura, etcétera. Un papel a su entender imprescindible para el sostenimiento del medio rural. «La Diputación une los intereses de los pueblos y hace provincia», afirmó. Y ese hacer provincia, Eduardo Morán implica a todos y apela a la unión de las administraciones, independientemente del color político, y también de las empresa privadas para, juntos, «dar una oportunidad a la esperanza y «ser capaces de levantar una nueva estructura productiva que genere economía». Eso sí, «sin olvidar nunca de donde venimos».

De la importancia de la unión también habló el director de Diario de León, Joaquín S. Torné, que fue el encargado de abrir el congreso y dejó claro el objetivo del mismo. «Confiamos en que de aquí salgan propuestas y reflexiones que sirvan para convertir las ideas en hechos y el Bierzo vuelva a tener el empuje de una economía que siempre fue ágil y vigorosa. Únicamente las crisis son oportunidades para el optimista, para el innovador, para el emprendedor», apuntó.

Para conseguir ese empuje, el Bierzo necesita adaptarse a la nueva realidad y a las necesidades actuales. En este sentido, la base de una comarca eminentemente rural es la conectividad. En ello también se detuvo Eduardo Morán. «En el nuevo escenario económico la conectividad constituye una necesidad estratégica, una prioridad urgente y un factor igualitario sin el cual no será posible articular ese futuro que garantice la supervivencia del medio rural. Ello, unido al desarrollo de infraestructuras esenciales, como la carreteras y el ferrocarril.

Cinco fueron las conclusiones del discurso del presidente de la Diputación de León para pensar el futuro con optimismo. La primera, estar atentos a todas las ayudas y muy especialmente a los fondos europeos. La segunda, trabajar unidos. La tercera, aprovechar las oportunidades de lo que denominó la «nueva minería», es decir la extracción de minerales muy críticos (cobalto, litio o tungsteno) para la actual industria tecnológica. La cuarta, ser capaces de convertir la provincia en un destino turístico inteligente. Y la quinta, la prestación de servicios esenciales de calidad en materia de sanidad, educación y asistencia, junto con la mejora de las infraestructuras. Todo para frenar al despoblación.

Morán pide unión público-privada para saldar la deuda con el Bierzo
Comentarios