viernes. 03.02.2023
Los expedientes resueltos y por reincidir suman 83 y los incoados se quedan en un centenar

Las multas por dañar los ríos de la comarca superan los 330.000 euros

La Confederación Hidrográfica recaudó en el 2006 una cifra ligeramente superior a la del año anterior
Vertidos en el río Cabrera, en una fotografía de archivo, sancionados en su día por la Confederación
Las multas impuestas por la Confederación Hidrográfica del Norte por daños en los ríos de la cuenca del Sil superaron los trescientos mil euros a lo largo del año pasado. La cifra -337.000 euros incluyendo las sanciones por no restituir lo dañado- supone un ligero aumento respecto a las sanciones impuestas durante el año anterior. En el 2006 se registraron 83 expedientes resueltos y multas coercitivas y el número global de casos incoados fue de cien, una cifra inferior a la del 2005, cuando se alcanzaron los 140 expedientes abiertos, y mucho menos que en el año 2003, cuando superaron los doscientos. Al centenar de expedientes abiertos habría que añadir 21 más incoados en años anteriores y también pendientes de resolución. La mayor parte de las sanciones impuestas castigaron, un año más, la realización de obras ilegales en las márgenes de los cauces. Por este concepto, el organismo hidrográfico recaudó 174.000 euros y llegó a resolver hasta 32 expedientes. La Confederación Hidrográfica también abrió 39 expedientes, continuó la tramitación de otros seis de años anteriores pendientes de resolución, dejó sobreseídos tres y remitió un caso al Ministerio de Medio Ambiente. Por motivos sin especificar, la Confederación recaudó algo más de cien mil euros en 12 expedientes resueltos. El organismo abrió 38 procedimientos, continuó la tramitación de otros nueve y dejó sobreseídos dos. Las multas por derivación de aguas ascendieron a 18.000 euros (cuatro casos resueltos, uno en trámite, cuatro incoados y uno sobreseído), y por vertido de aguas residuales otros 14.000 euros (13 resueltos, 19 incoados y seis en trámite) según la estadística oficial.

Las multas por dañar los ríos de la comarca superan los 330.000 euros