sábado 16/10/21
Sucesos

Tres narcopisos desactivados y tres detenidos en un operación antidroga

Dos hermanos y la pareja de uno vendían cocaína y heroína en Santo Tomás, Ponferrada y Onamio
Casa de Santo Tomás de las Ollas que estaba siendo utilizada como ‘narcovivienda’. L. DE LA MATA

La Policía Nacional de la Comisaría de Ponferrada ha detenido a tres personas por un presunto delito de tráfico de drogas y desmantelado tres puntos de venta y consumo de heroína y cocaína en Santo Tomás de las Ollas, Ponferrada y Onamio (Molinaseca). Los detenidos, que ya han pasado a disposición judicial, son dos hermanos de 46 y 44 años y la pareja sentimental de este último, una mujer de 28 años. La investigación que ha terminado con el arresto de estas tres personas comenzó en el mes de febrero, una vez que los agentes de la Policía Nacional comprobaron que una vivienda de Santo Tomás de las Ollas, en la que residía uno de los dos hermanos, estaba siendo utilizada como ‘narcopiso’. Inmediatamente, se puso en marcha la denominada ‘Operación Bóveda’ y dispositivos de vigilancia a través de los cuales los agentes llegaron a contabilizar, algunos días, más de cincuenta visitas de toxicómanos.

«Mientras el dispositivo ha estado activo, se han llevado a cabo algunas detenciones y numerosas intervenciones de sustancias estupefacientes que fueron incautadas a los surtidores de esta vivienda, considerada por los investigadores como punto último de distribución. Así mismo, era utilizada como ‘narcopiso’, dado que en algunos casos los compradores permanecían en el interior consumiendo la sustancia que acababan de adquirir», relataron fuentes de Cuerpo Nacional de Policía.

En las últimas semanas, a la casa de Santo Tomás de las Ollas también se habían trasladado el hermano menor del primer inquilino y su pareja. Después, los tres se mudaron a la calle Tras la Bóveda de Ponferrada y, con ellos, el negocio de venta de droga. «Se comprueba que continúan desarrollando su actividad y que, en los últimos días, la afluencia de toxicómanos adictos a la heroína y a la cocaína se hace más presente en dicho domicilio y en los alrededores, a cualquier hora del día y de la noche», informó la Policía Nacional.

‘Operación Bóveda’

La Policía Nacional de Ponferrada inició la investigación el pasado mes de febrero

Pero el de Ponferrada no fue el último lugar de residencia de los detenidos antes de ser arrestados el pasado martes día 22. El hermano menor y su pareja se trasladaron antes a Onamio (Molinaseca) y allí fijaron otro punto de distribución de sustancias estupefacientes. «Es continuo el transitar de coches en la zona que, tratándose de un pueblo pequeño, rápidamente causa gran alarma social entre los vecinos», aseguraron fuentes policiales.

La operación se precipita cuando, el día 22, la Policía Nacional de Ponferrada recibe una llamada a través Centro de Mando Comunicación y Control (Cimacc-091) en la que se solicita su presencia, ya que «la mujer que reside en el domicilio está retenida en contra de su voluntad».

Cien gramos de droga

Los agentes estiman que esta es la cantidad que los detenidos vendían al mes en pequeñas dosis

Personados en Onamio, los agentes comprobaron que el hombre tiene una orden de alejamiento de su pareja y que ambos están en el interior, por lo que «el nivel de riesgo de la mujer es alto» y para, «preservar su integridad física, previo conocimiento de los hechos por parte del juzgado de guardia, se procede a entrar en la vivienda». Según recoge el parte de la policía, el hombre se había atrincherado dentro, haciendo caso omiso a los requerimientos de los agentes, negándose a salir y llegando, incluso, a apuntalar la puerta de acceso.

Finalmente, los funcionarios de la Policía Nacional acceden al interior de la casa y comprueban tanto que la mujer está en perfecto estado como que la pareja no está sola, sino que con ellos se encuentra el hermano mayor. «En base a la investigación en curso, se procede a la detención de todos ellos por tráfico de drogas. Además, al hermano menor también se le detiene por un delito de quebrantamiento de condena y al otro hermano, por una reclamación judicial que tenía pendiente», relataron fuentes policiales.

Tras realizar una inspección en el domicilio, los agentes localizaron útiles para la manipulación de la droga, una báscula de precisión, dos teléfonos móviles y dinero en efectivo. Con ello se puso fin a una operación de varios meses en la que se han intervenido cien gramos de heroína y cocaína, que es la cantidad que los agentes estiman que los detenidos venderían mensualmente en pequeñas dosis.

Tres narcopisos desactivados y tres detenidos en un operación antidroga
Comentarios