lunes 25.05.2020
| Reportaje | Plan para la cuenca del Oza |

Naturaleza en San Juan del Tejo

Instan al Ayuntamiento de Ponferrada a negociar con la Fundación Valdés la cesión de una vieja herrería en ruinas para sede del centro de interpretación del medio rural
Naturaleza en San Juan del Tejo
Las riquezas naturales del valle del Oza, en el municipio de Ponferrada, quieren ser concentradas en un centro de interpretación de la naturaleza. Pero, para ello, antes será necesario fajarse en negociación con la Fundación Valdés, una de las instituciones con un amplio patrimonio en bienes inmuebles y solares, muchos de ellos ya sacados en subasta y en manos de la iniciativa privada. Lo que de momento sigue gestionado por la citada fundación es una vieja herrería, un gran caserón de varios tejados, situados en pleno valle del río Oza, que se encuentra prácticamente en ruina y pretende ser salvado del trágico fin que le espera si no se pone remedio. El primero en dar la voz de alarma fue Tarsicio Carballo, quien ayer proponía al Ayuntamiento de la capital berciana que abandere la iniciativa de implantar el centro de interpretación de la naturaleza en la antigua Herrería de San Juan del Tejo, situada en el pueblo de San Clemente de Valdueza. La restauración del viejo inmueble se presenta a todas luces costosa, pero reúne las características de un pasado esplendoroso del medio rural, donde la mano del hombre era vital para la prosperidad de estos pueblos ligados a la agricultura y ganadería de subsistencia. La herrería presenta una planta imponente en un paraje no menos llamativo y atractivo y Carballo ha dado la voz de alarma para poner remedio a lo que considera será la desaparición de todo este legado en pocos años. Esta herrería de San Juan del Tejo fue una de las más emblemáticas de la comarca del Bierzo, y por decirlo de alguna forma entendible, donde se cocían todos los avances «tecnológicos» de aquellos tiempos para labrar el campo. En la actualidad, en el plano turístico, la Herrería de Compludo es la más conocida, y la más visitada también por su antigüedad. Pero, la de San una del Tejo ha quedado aparcada precisamente por la decadencia del paso del tiempo en el legado que dejó en Ponferrada y el Bierzo la conocida como «Herencia Valdés». Dentro de la Herrería de San Juan del Tejo están presentes los artilugios ideados por aquellos pobladores y sólo faltaría aplicar un proceso de restauración para recuperar del olvido este legado patrimonial. Y no sólo se trata del edificio en sí, de la herrería, sino también del imponente entorno del inmueble. «Estas dependías, con todo su entorno y lo que queda de la herrería, deben convertirse en el centro de interpretación de la naturaleza de la cuenca del Oza. Pero para ello es imprescindible que el Ayuntamiento negocie con la Fundación Valdés para que ceda estas dependencias y toda la finca, e inmediatamente consolidar el edificio, principalmente el tejado», expresaba en la pasada jornada uno de los mentores de esta propuesta patrimonial y turística, Carballo.

Naturaleza en San Juan del Tejo