jueves. 01.12.2022

Naturgy, la dueña de la térmica, emitió ayer una nota en la que indica que con la demolición de esta estructura de 150 metros de altura, «la fisionomía de la zona cambia radicalmente y se pone de manifiesto la recuperación paisajística de una de las zonas de la Red Natura 2000 de Castilla y León».

Explica que los trabajos de desmantelamiento, que comenzaron en el verano de 2019, «se desarrollan según el programa previsto, habiéndose ejecutado en estos momentos más de la mitad del alcance total». Añade que fue un «éxito la voladura controlada de la chimenea» y explica que la operación se ha llevado a cabo con las máximas medidas de seguridad, mínimo impacto ambiental y con un cumplimiento riguroso de la normativa. La chimenea tenía un diámetro de 13 metros en la base y 7,4 metros en la parte superior. Dado el espesor de hormigón (más de medio metro en la base del fuste), para la demolición se han utilizado 50 kilos de explosivos y 200 detonadores eléctricos.

Naturgy: «Mejora la Red Natura»