sábado 16/10/21
Sucesos

Controlada la crisis en Aceros Roldán tras el escape de ácidos

Los bomberos evitan el derrumbe del tanque que contenía los ácidos y la empresa se ha encargado del trasvase de líquido tóxico hasta la planta de neutralizado

 

ROLDAN2
ROLDAN2

La jornada ha sido crítica en la factoría de Aceros Roldán de Santo Tomás de las Ollas (Ponferrada) después de que un error en la mezcla de dos ácidos (sulfúrico y nítrico) provocará una reacción y la consiguiente formación de una gran nube tóxica de color amarillento que ha causado gran preocupación en la ciudad pero, especialmente, entre los residentes de Santo Tomás.

Un grave problema que ya ha sido resuelto. A última hora de la mañana dejó de verse la nube y a estas horas también se ha vaciado ya por completo el líquido tóxico que había quedado contenido en el tanque -alrededor de 7.000 litros, según algunas fuentes-. De este trabajo se ha encargado la propia empresa, que ha trasvasado la mezcla por los cauces normales hacia la planta de neutralización de la fábrica, valiéndose también de sistemas de bombeo. Una vez controlada la fuga, el vaciado del tanque era el segundo gran problema a resolver y todo ha salido según lo esperado.

En todo momento, los efectivos del Servicio de Extinción de Incendios y Salvamento de Ponferrada se han mantenido en el interior de las instalaciones controlando que todo se desarrollara según el plan y enfriando el depósito. Para la carga de agua, los camiones autombas de los bomberos de Ponferrada han contado con el apoyo de dos camiones de la Junta de Castilla y León y un tercero de la empresa FCC. 

Rápida intervención

El escape de ácidos empezó a producirse alrededor de las 10.00 de la mañana y se vivió un momento especialmente crítico cuando el tanque que contenía la mezcla comenzó a inclinarse hacia su parte derecha, con riesgo de derrumbe.

Los bomberos trabajando en la contención de la fuga. DL
Los bomberos trabajando en la contención de la fuga. DL

No obstante, la rápida y efectiva intervención de los bomberos, que aseguraron el perímetro y el propio vaso, evitó que la inclinación fuera a más. A estas horas, todavía sigue allí una dotación importante de bomberos y también de policías municipales que han asegurado el perímetro de la fábrica, cortando todos los accesos por carretera, tanto por la N-VI como la entrada a Ponferrada desde la A-6 por Montearenas.

De momento, la empresa no ha querido ofrecer ningún tipo de información sobre lo sucedido. Sí se sabe que desde el primer momento se activó el plan de seguridad interno y que los trabajadores de la nave afectada fueron evacuados de la misma. En todo caso, en ningún momento se paralizó la actividad de la factoría. El resto de talleres continuaron funcionando con normalidad y los camiones que se llevan el acero mantuvieron las cargas según lo previsto.

Ningún trabajador con daños

Lo que sí ha adelantado el presidente del comité de empresa de Aceros Roldán, Miguel Ángel Arias, es que ningún trabajador a sufrido daños de ningún tipo. "Nadie ha tenido que pasar por enfermería", garantiza. Sobre las causas que han provocado la fuga, el presidente del comité no quiere aventurarse a decir nada concreto, pero sí reconoce que "ha habido un error" en la mezcla de los dos ácidos. Ahora, "será la empresa la que tiene que investigar qué es lo que ha pasado".

Tanto el concejal de Seguridad de Ponferrada, José Antonio Cartón; como el propio alcalde, Olegario Ramón, se desplazaron hasta la fábrica de acero de Santo Tomás de las Ollas para conocer en primera persona el desarrollo de los trabajos y los planes de la empresa al respecto. En todo momento, ambos quisieron transmitir tranquilidad a los vecinos.

Controlada la crisis en Aceros Roldán tras el escape de ácidos