jueves. 08.12.2022
Ponferrada

Olegario Ramón presionó al CEL para «silenciar» al presidente de Templarium

La reunión tuvo lugar en la Alcaldía el día 4 con la asistencia de directivos de la organización

El alcalde de Ponferrada, Olegario Ramón, presionó a la dirección del Círculo Empresarial Leonés (CEL) para intentar «silenciar» las críticas a su gestión del presidente de Templarium, Felipe Álvarez.

La reunión, según ha podido confirmar este periódico en fuentes solventes, se celebró el pasado 4 de febrero en el despacho de la Alcaldía de la capital del Bierzo. En el encuentro estuvieron presentes, además del alcalde, la concejala de Comercio, Lorena Valle; el gerente del CEL, Jorge Vargas; el vicepresidente de la organización empresarial en el Bierzo, Silvino Abella, y el presidente de Templarium, Felipe Álvarez. Templarium forma parte del CEL y es la principal asociación de comerciantes de la ciudad.

Olegario Ramón pidió la reunión después de meses de desencuentros, muy molesto por las críticas a su gestión por parte de Felipe Álvarez. En la reunión, según las mismas fuentes, Ramón exigió que cesaran las críticas y se mostró dispuesto a iniciar una nueva etapa de colaboración después de que fracasara en su intento de reemplazar a Felipe Álvarez como representante de Templarium.

Felipe Álvarez confirmó ayer a este periódico la celebración de la reunión pero restó importancia al tono empleado por el alcalde de Ponferrada. Según dijo, sólo se trató de acercar posturas y analizar la situación del comercio local por la pandemia y las vías de colaboración con el Ayuntamiento. «A mí no me silencia nadie, ni el alcalde ni el CEL», señaló Álvarez en declaraciones a este periódico.

Resultado
Felipe Álvarez resta importancia al tono del alcalde pero confirma que a él no le silencia «nadie»

El representante de Templarium no ocultó que Olegario Ramón quiera su cabeza pero advirtió que a él sólo le puede quitar como presidente los socios de Templarium. «No tengo nada en su contra pero tiene otra visión de Ponferrada. Si las críticas le sientan mal, le va en el sueldo», insistió.

Los desencuentros en los últimos meses han sido públicos y notorios. Felipe Álvarez no ha desaprovechado ninguna ocasión para exigir más ayudas al alcalde y arremeter contra su gestión por actuaciones en los últimos meses como la suspensión del Roscón de Reyes o la celebración de la feria de cerámica en una zona apenas comercial de la zona alta.

El Ayuntamiento de Ponferrada tampoco se ha quedado atrás en sus críticas en comunicados oficiales y declaraciones de Olegario Ramón. Siempre que ha podido ha mostrado su falta de sintonía con Templarium y especialmente con su presidente, Felipe Álvarez.

Olegario Ramón presionó al CEL para «silenciar» al presidente de Templarium
Comentarios