jueves 27/1/22

Once diabéticos del Bierzo se unen a un estudio europeo del beneficio del deporte

Es un plan de entrenamiento de cuatro meses para hacer el Camino que realiza también Holanda.
Pacientes del Bierzo y Navarra, junto a los acompañantes en la primera etapa de entrenamiento, frente al Castillo de Cornatel. ANA F. BARREDO

maría carro | ponferrada

El estilo de vida actual, el aumento de la obesidad y los malos hábitos, unido a una mayor esperanza de vida, están desencadenando un incremento alarmante de los casos diabetes. Demostrar que el deporte puede contribuir, y mucho, a mejorar el control de la enfermedad y aumentar la supervivencia es el objetivo de un proyecto promovido por la Fundación para la Diabetes y la Fundación Bas van de Goor de Holanda, con el apoyo de Novo Nordisk y bajo la coordinación del doctor Alberto Díez, médico del servicio de Endocrinología y Nutrición del Hospital del Bierzo. El reto se denomina ‘Camina por la Diabetes a Santiago’ y ha involucrado a once diabéticos bercianos que se someterán a un plan de entrenamiento de cuatro meses para realizar un tramo del Camino en junio.

La actividad, en la que también participarán pacientes navarros, comenzó ayer con una caminata por el Camino de Invierno, con salida y llegada a Santalla, pasando por el Castillo de Cornatel. Es sólo el principio de un plan que contempla tres jornadas semanales de senderismo con una intensidad y duración que se irán incrementado de forma progresiva.

Todos los participantes en el reto formarán parte de un estudio científico cuyo objetivo es analizar de forma estadística cómo el entrenamiento y las caminatas durante las etapas del Camino de Santiago pueden influir en el control de esta enfermedad. Para ello, cada uno de los participantes llevará un podómetro que le ayudará a monitorizar todos los cambios producidos durante el período de entrenamiento, en cuanto a variables como el control de la glucosa y el peso corporal, entre otros.

«El objetivo es que el paciente haga deporte de forma regular, para ello se le va a estimular más allá de las tres salidas semanales en grupo. Contamos con una central de control para saber lo que camina cada uno», explicó el doctor Alberto Díez, destacando que la práctica deportiva, principalmente en diabéticos tipo 2, «ayuda a controlar mejor la glucosa con menos medicación, ayuda a reducir el riesgo cardiovascular y aumenta la supervivencia». De hecho —añadió— «en diabéticos tipo 2 el poder del ejercicio se ha comparado con la eficacia que tienen algunos de los medicamentos clásicos para la diabetes».

Por lo tanto, el reto ‘Camina por la Diabetes a Santiago’ tiene un doble objetivo: realizar un estudio científico sobre los beneficios del deporte en base a los datos obtenidos y concienciar a la población sobre la necesidad de evitar el sedentarismo. «La mayoría de los enfermos de diabetes son sedentarios», aseguró el endocrino del Hospital del Bierzo. Por no hablar de los que tienen la enfermedad y no la asumen como tal, sin seguir el tratamiento debido y los que padecen diabetes y lo desconocen. «Se puede estimar que en el Bierzo hay 11.000 diabéticos, pero es que puede haber otros 3.000 que no lo saben», aseguró.

El proyecto de salud que ayer se inició en el Bierzo y que ya ha comenzado en Holanda y se extenderá también a Navarra, cuenta con la participación de la Asociación de Diabéticos del Bierzo (Adebi) y con la colaboración del Ayuntamiento de Ponferrada.

Once diabéticos del Bierzo se unen a un estudio europeo del beneficio del deporte
Comentarios