miércoles. 10.08.2022

Lleva varias décadas de alcalde de pueblo en la pequeña aldea san Adrián de Valdueza y ayer confesó que, ni él ni su esposa lo pasaron bien por culpa de la amenaza del fuego que venía de alto de las montañas y metía el humo en el fondo del valle. Santos Mateos López relataba desde el coche a este periódico su impresión de lo vivido: «La verdad es que pasamos miedo, nos daba miedo. No por que se acerquen las llamas, que aún están lejos, pero sí por el humo y el calor infernal, que bajó hasta el fondo del valle. Bajaba el humo y un gran calor. Era un calor asfixiante. El calor era infernal, con las llamas lejos». Junto a Santos viajaba en el coche su esposa, quien destacaba que apenas durmieron y estaban intranquilos. Por fortuna tienen casa en el barrio ponferradino de Flores del Sil, donde vivirán hasta que puedan volver al pueblo.

Amalia y David son otros dos de los vecinos desalojados: «Estuvimos toda la noche pendientes, yo no dormí nada y ahora nos desalojaron porque no se sabe lo que puede pasar».

«Pasamos miedo por el humo y el calor infernal con las llamas lejos»
Comentarios