viernes 3/12/21

El Ayuntamiento de Ponferrada instala estos días pasos elevados y con iluminación propia en dos puntos negros de la ciudad donde suelen registrarse atropellos al tratarse de dos cuestas pronunciadas. Se trata de la avenida del Castillo a la altura de la fortaleza medieval y el paso de cebra situado en la avenida de Astorga y que da acceso al campus universitario.

Al amanecer

«Entre las siete y media y las ocho de la mañana, cuando ya hay mucha gente por la calle y se apaga el alumbrado público pero todavía no hay demasiada luz en los meses de octubre y marzo, hemos detectado más atropellos», explica Cartón. Por eso los dos pasos de cebra elevados, además de obligar a reducir la velocidad contarán con iluminación propia.

La avenida del Castillo es, junto a la calle Real y la avenida de Libertad, uno de los viales donde el Ayuntamiento ya tiene reducida la velocidad del tráfico a 30 kilómetros por hora.

Pasos elevados para peatones en dos puntos negros