jueves 19/5/22
                      Carlos Fernández, el martes, presentando el escrito en el Registro. DL
Carlos Fernández, el martes, presentando el escrito en el Registro. DL

Cuatro juntas vecinales del municipio de Ponferrada gobernadas por el Partido Popular han impugnado el Presupuesto Municipal del año 2022, lo que podría obligar el tripartido que encabeza el socialista Olegario Ramón a tener que repetir el Pleno del pasado 30 de diciembre, aunque vuelva a tener la mayoría garantizada para su aprobación.

Son las de Santo Tomás de las Ollas, Villanueva de Valdueza, San Esteban de Valdueza y Dehesas y las razones son varias, aunque todas coinciden en una crítica: la falta de participación democrática en el Ayuntamiento de Ponferrada con Ramón de alcalde. A la de Villanueva no se la convocó al Pleno del Presupuesto, a las de San Esteban y Dehesas no se las entregó la documentación en tiempo y forma y a la de Santo Tomás, que preside el exconcejal del PP Carlos Fernández, no se la dio la oportunidad de tomar la palabra en la sesión plenaria, según explicó ayer a este periódico.

Carlos Fernández, como portavoz de las cuatro, invocó ayer el artículo 62 de la Ley de Régimen Local de Castilla y León, que establece, literalmente, que «el alcalde pedáneo o el vocal de la Junta Vecinal que él designe, tendrá derecho a asistir, con voz pero sin voto, a las sesiones que en las misma haya de debatirse algún asunto que afecte a la entidad local menor», después de criticar que, en su caso, no se le ofreció la posibilidad de ese derecho.

Conflicto

Carlos Fernández carga contra el edil de Medio Rural y exige ahora que el alcalde les dé una solución

El pedáneo de Santo Tomás justificó también el recurso en el trato que reciben por parte del concejal de Medio Rural, Iván Alonso (CB), que calificó de «despectivo y dictatorial». Su departamento, añadió, «sólo» destina 125.000 euros a los 32 pueblos del municipio. «Estamos totalmente olvidados después de tres años», denunció Fernández. «Apenas 125.000 euros en un presupuesto de 65,5 millones es una cantidad irrisoria; nos están maltratando. Al menos, queremos que se nos escuche y se cumpla la ley», insistió el pedáneo de Santo Tomás.

Carlos Fernández exigió que sea ahora el alcalde quien tome cartas en el asunto y negocie con ellos. Sólo así se muestran abiertos a retirar los recursos y evitar llegar a los tribunales. «Queremos el bien de nuestros pueblos y tiene que sentarse a hablar con nosotros», reiteró.

El pleno celebrado el pasado 30 de diciembre aprobó el Presupuesto del Ayuntamiento de Ponferrada para este 2022, que asciende a 65.542.343 millones de euros. Olegario Ramón sacó adelante las cuentas con el apoyo del tripartito (CB, Podemos y PSOE) y el PRB. Los representantes del PP, USE, Ciudadanos y el concejal no adscrito votaron en contra.

En 2015 el pedáneo de Columbrianos invocó el mismo artículo de la Ley Régimen Local de Castilla y León y terminó ganando en los tribunales. Una sentencia que también se ha incluido ahora en los escritos de las cuatro juntas vecinales para argumentar su derecho a la participación en los Plenos del Ayuntamiento de Ponferrada.

En concreto, en el escrito presentado por la Junta Vecinal de Santo Tomás, al que ha tenido acceso este periódico, se considera que el hecho de que no se le haya mandado documentación en tiempo y forma, ni se le haya dado voz en la sesión plenaria, «muestra que no se ha tratado a nuestro representante como un miembro más, ni le ha permitido analizar con profundidad la documentación debatida en esa sesión plenaria para defender adecuadamente los intereses de esta Junta Vecinal».

Pedáneos del PP se rebelan contra Ramón e impugnan los Presupuestos
Comentarios