domingo. 05.02.2023
Perdido hace 50 años

Peón de Arriba, el primer pueblo berciano recuperado del siglo XXI

Las antiguas casas que se convertirán en albergue ya son visibles Carracedelo lleva invertidos 300.000 euros de los 800.000 previstos
Varias de las viviendas tienen los trabajos muy avanzados. DL

Como en la canción de Víctor Manuel, a Peón de Arriba se sube por una empinada cuesta, en este caso desde el campo de fútbol de Villadepalos. Unos cuatro kilómetros entre frondosos árboles después de pasar por Peón de Abajo, que pertenece a Toral de Los Vados, y que sigue abandonado.

El camino se ha mejorado en los últimos años para sentar las bases de un proyecto que es también un símbolo para el Bierzo más vaciado. La recuperación de un pueblo perdido hace 50 años que será sostenible en el siglo XXI gracias a la energía fotovoltaica y a un novedoso sistema de tratamiento de residuos.

El Ayuntamiento de Carracedelo tiene ya encauzada su recuperación con una inversión que supera a día de hoy los 300.000 euros a la espera nuevas partidas de las propias arcas municipales y ayudas que puedan venir de planes provinciales de la Diputación y otras entidades públicas. Todo con el reto de convertir las antiguas ruinas de Peón de Arriba en un moderno centro de ocio y naturaleza.

La inversión, según explica el alcalde de Carracedelo, llegará a los 800.000 euros contando el mobiliario y tiene como condición, para la empresa que se haga cargo de las instalaciones, que una familia resida en Peón de Arriba durante todo el año. Los 365 días del año.

Actividad
Las instalaciones acogerán un albergue de 40 plazas dedicado a la naturaleza y el ocio

Recuerda el alcalde que cuando él comenzó a conocer Peón de Arriba cuando tenía 20 años, las casas estaban entre zarzas pasto del olvido y apenas se podía llegar por sendas que dejaban los jabalíes y otros animales salvajes. Hoy, la zona cuenta con un sistema de videovigilancia controlado desde el ayuntamiento y empieza a mostrar las viviendas recuperadas siguiendo los patrones tradicionales de la arquitectura berciana.

Peón de Arriba, que en realidad fue un barrio de Villadepalos, conserva en pie tres casas. Más grande una, menos otra y una tercera más humilde, que también dibujan la pequeña distribución social de sus moradores; todas con la parte de abajo como cuadra para dar calor en invierno y vivienda en la parte superior. Las casas están en obras, con andamios y fieles a lo que fueron, hasta se ha conservado el habitáculo de la caseta para el perro a pie de la escalera de acceso en una de ellas. En el interior, se han horadado también las paredes para ampliar espacios después de sacar muchos carretillos de tierra. «Para nosotros es más que recuperar un pueblo del municipio y la margen izquierda del río Sil; Peón de Arriba quiere ser un modelo de que el desarrollo rural es posible», explica Raúl Valcarce.

Potencial
Desde Peón de Arriba se puede ir por un camino en línea recta hasta el paraje de Las Médulas

También lo explica la frase final del cartel que se ha colocado a la entrada: «Que el pasado se haga presente para proyectar el futuro».

Peón de Arriba es el pueblo más alto del municipio de Carracedelo, a 694 metros sobre el nivel del mar. Su nombre deriva etimológicamente de «penedón» (peñasco) y tiene un microclima, según el alcalde, que hace que sea un lugar de cobijo. De hecho, en Peón de Arriba, pese a 50 años de abandono, se conservan olivos y otros grandes árboles que ahora serán también parte de la nueva postal del pueblo.

Desde el nuevo acceso, que conservará los caminos de tierra, se puede ver una vista de parte del Bierzo. Toral, Corullón, el propio municipio de Carracedelo... Otro motivo de visita.


Vista general de la zona del pueblo de Peón de Arriba, la semana pasada, en plena recuperación. DL

El Ayuntamiento de Carracedelo tardó ocho años en hacerse con el pueblo tras comprar las casas a sus antiguos propietarios. Apenas existían documentos de abuelos y bisabuelos; hoy, según señala Valcarce orgulloso, las parcelas sobre las que se asienta están registradas a nombre del Ayuntamiento como parte del patrimonio municipal.

El proyecto del albergue tiene 40 plazas. Sus instalaciones —comedor, dormitorios, zona de ocio, cocina...— se repartirán por las tres viviendas y se completarán con la recuperación de una zona de bienvenida, en un pequeño almacén de la casa más pequeña, que será cubierto con techo de paja para no olvidar tampoco de dónde viene Peón. Además, se ha hecho un pozo con agua a 120 metros.

Las posibilidades son muchas y eso se ve en la cara del alcalde de Carracedelo cuando habla de que se puede instalar desde una tirolina a diferentes actividades relacionadas con bicicletas, excursiones... Hasta parte un camino en línea recta hacia Las Médulas. Eso sí, insiste en que la empresa que se lleve la gestión en el futuro concurso, una vez que se complete la inversión, debe contar con una familia que resida todo el año en el pueblo. «Nosotros creemos que las administraciones tenemos que sentar las bases pero después la iniciativa privada debe gestionar, como hacemos en otras instalaciones municipales con buen resultado», explica Valcarce.

La vuelta hacia Villadepalos se puede hacer también por un antiguo camino despejado y cuidado por personal del ayuntamiento, más en pendiente. Acaba en una zona de baño a pie del Sil, que se atraviesa por un puente colgante camino de Villadepalos.

Peón de Arriba, el primer pueblo berciano recuperado del siglo XXI
Comentarios