martes 15.10.2019
LA MINERÍA, EN EL RECUERDO

De pilar económico a antiguo oficio en menos de un año

Los mineros del pozo Salgueiro, el último en echar el cierre en el Bierzo. ANA F. BARREDO
Los mineros del pozo Salgueiro, el último en echar el cierre en el Bierzo. ANA F. BARREDO

El 16 de noviembre de 2018, la minería se extinguió en el Bierzo después de un siglo de gloria. Miguel Ángel ‘Michi’ Estévez, Alberto Martínez, Daniel Heras, Francisco Antelo y José Antonio Álvarez Payero fueron los últimos en salir del único pozo de interior abierto hasta entonces, Antracitas de Salgueiro (Torre del Bierzo). No ha pasado ni un año de aquel hecho histórico y el de minero ya es un «oficio antiguo», al menos para Correos, que el próximo jueves emitirá un sello dedicado a esta profesión y englobado en dicha categoría. Un reconocimiento a título póstumo.


«Correos quiere hacer un homenaje a esta centenaria profesión, con un Pliego Premium que muestra una imagen del trabajo del minero. Una imagen oscura y borrosa. Una imagen que pretende ponernos en la piel del minero, de lo que ve cuando está desempeñando su trabajo debajo de la tierra», explica el operador español de servicio postal.

 

Impreso en carboncillo, como no podía ser de otra manera, el perfil del rostro de un minero protagoniza la escena. No le faltan ni el casco de protección ni la linterna que siempre alumbró su paso. También está el pico, sostenido sobre su cuello. Aunque sus ojos quedan tapados por el negro imperante de la composición, el minero mira al suelo. Cabeza gacha como la que prensa retrató aquel 16 de noviembre cuando los cinco últimos mineros dejaban atrás Salgueiro. Hace menos de un año, pero para los habitantes de las cuencas es como una eternidad. Quizás por eso ya sea un antiguo oficio para Correos.

 

En el sello no sólo está el minero, también se ve el castillete de un pozo. Podría ser el del Pozo Julia, el de Malabá o cualquiera de los que todavía sobresalen en el paisaje del Bierzo; pero es un castillete asturiano. Allí, como aquí, todavía están pasando el duelo. El elegido por Correos es el castillete del pozo Santa Bárbara del valle de Turón, en el concejo de Mieres. «Fue declarado Bien de Interés Cultural el 29 de octubre de 2009 y es uno de los símbolos más representativos de la minería española», explican fuentes de la empresa postal en el impreso en el que argumentan el por qué de la imagen del sello.

 

Un pequeños trozo de papel de 74 por 28,21 milímetros encierra al minero, ennegrecido y tasado en 3,50 euros. La tirada que saldrá el día 17 está formada por 210.000 unidades que se repartirán por España. «La tradición minera se centra, sobre todo, en Asturias y León; pero también en el sur de España, como por ejemplo las minas de Riotinto», subraya Correos, subrayando la valía de quienes se adentraban en las entrañas de la montaña para picar y sacar carbón. «El oficio de minero es uno de los más peligrosos, difícil y duro», apunta, incidiendo también en que «es una de las profesiones más antiguas del mundo».

De pilar económico a antiguo oficio en menos de un año