miércoles. 08.02.2023
Aspecto que presentaba ayer el monolito antifranquista.

El monolito erigido en Ocero (Sancedo) hace diez años en recuerdo y reconocimiento a la lucha en general de los españoles que se enfrentaron a la dictadura llegando a empuñar las armas amaneció ayer «manchado» de pintadas supuestamente promonárquicas.

El monumento, que fue levantado gracias a una suscripción económica popular y promovido por la Asociación Guerra y Exilio, había sido respetado hasta ahora como memoria particular de la vida al servicio de unos ideales de dos guerrilleros antifranquistas, Alfonso Rodríguez López, «Gallego», y Eduvige Orozco, «Andaluz». Ambos fueron abatidos en una emboscada el 24 de febrero de año 1949.

Izquierda Unida (IU) denunció y lamentó públicamente el «ataque» gamberril al monumento, que tanto en su cara anterior como posterior lucía burdos mensajes de «Viva el Rey» en pintura de color rojo.

La coordinadora comarcal de IU en el Bierzo, Agure Bilbao, calificó el atentando a la memoria histórica de la guerrilla antifranquista como un «acto ruin». «Nuevamente los intolerantes atacan la memoria histórica en Ocero en un acto ruin y cargado de intolerancia, la misma intolerancia contra la que lucharon los guerrilleros antifranquistas», se explayó. En todo caso, la coordinadora comarcal adelantó como un mensaje a los desaprensivos que el monolito volverá a recuperar su estado original y que en ningún caso los autores del ataque lograrán que se borre el reconocimiento «a todas las víctimas del franquismo y de quienes dieron su vida por la libertad y la democracia y que la transición dejó en el olvido».

Pintadas contra la guerrilla
Comentarios