jueves. 09.02.2023

La pizarra busca salida marítima en Portugal

Los empresarios del sector han mostrado su malestar por los precios y el trato discriminatorio en el flete de mercancías en Vigo, donde mueven 90.000 toneladas al año y están dispuestos a llevarlas a Leixoes
Carga de coches en el puerto de Vigo, en donde el sector pizarrero del Bierzo y Valdeorras fleta unas 90.000 toneladas. SALVADOR SAS
Carga de coches en el puerto de Vigo, en donde el sector pizarrero del Bierzo y Valdeorras fleta unas 90.000 toneladas. SALVADOR SAS

A grandes males, grandes remedios. Eso es lo que han pensado los empresarios del sector de la pizarra del Bierzo y la vecina de Valdeorras, que con la entrada de año están protagonizando un pulso con los responsables de la Autoridad Portuaria de Vigo. Los pizarreros de esta zona berciana y gallega mueven al día, aproximadamente, entre 15 y 20 camiones cargados con pizarra, con destino a la exportación a través del puerto de Vigo.

Cada camión lleva unas 25 toneladas de pizarra. Eso significa que, multiplicado por 15 camiones y 20 días al mes, mueven unas 375 toneladas mensuales, que suman unas 90.000 al año.

Todo este material que movía Vigo por barco podría ser deslocalizado y redirigido al puerto del norte portugués de Leixoes, cerca de Oporto. Los empresarios pizarreros han lanzado el órdago a la Autoridad Portuaria de Vigo, que de momento, y a falta de que arranque este martes 3 de enero el año laboral, no han emitido reacción alguna. Los empresarios se quejan de los elevados precios del flete. También de que se relega a la pizarra en las cargas, en beneficio de otros productos, como es principalmente la producción de vehículos que sale de la factoría viguesa de Citroën. Incluso también se cree que se da preferencia al granito frente a la pizarra.

                      Al día llegaban a Vigo entre 15 y 20 camiones con palés como el de la foto. D.L.M.
Al día llegaban a Vigo entre 15 y 20 camiones con palés como el de la foto. D.L.M.

Por eso, ante el hecho constatable de que tienen que esperar más tiempo para meter la mercancía en los barcos que amarran en Vigo, el flujo de camiones cargados desde el Bierzo y Valdeorras hacia el sur gallego ha descendido de la veintena a apenas unos cinco por día. El nuevo destino que anuncian los pizarreros es el citado puerto portugués de Leixoes.

Esta deslocalización del envío de mercancías ha despertado el recelo y la reacción política. De momento el único que ha salido en defensa del sector pizarrero de aquí es el alcalde de Vigo, el socialista Abel Caballero, quien ha pedido explicaciones a los responsables del puerto de la ciudad olívica y ha mostrado su preocupación porque el efecto psicológico en la economía, con un producto autóctono como la pizarra, es importante.

Abel Caballero fue directivo de la Autoridad Portuaria de Vigo hace años y es conocedor de la situación. Por eso, ha pedido a los actuales responsables que actúen, dado que incluso no le comunicaron (como es preceptivo, dado que es miembro nato por su cargo del organismo) las dificultades que atraviesa el sector pizarrero para poder embarcar su producto hacia los mercados del norte de Europa o incluso hacia Estados Unidos u otras regiones ce Sudemérica.

La pizarra busca salida marítima en Portugal
Comentarios