martes. 29.11.2022
Industria

El plan Futur-e incluye una planta de hidrógeno entre sus cinco proyectos

Endesa se implica en la iniciativa y busca ayudas para las dos plantas de reciclaje anunciadas
La central térmica de Compostilla II, en la orilla del pantano de Bárcena, este año. L. DE LA MATA

Una planta de hidrógeno verde, en la que se implicará Endesa, y otros cuatro proyectos relacionados con el sector de la movilidad, la prestación de servicios sociosanitarios uy la fabricación de productos industriales y materiales de construcción a partir del aprovechamiento de subproductos de procesos industriales y de residuos, son las cinco iniciativas que han recibido el apoyo del comité de evaluación del plan Futur-e con el que la eléctrica busca paliar el cierre de la central térmica de Compostilla II y aprovechar el emplazamiento para crear un polo tecnológico vinculado con la economía circular, la movilidad sostenible y los servicios.

El Comité de evaluación ha otorgado su respaldo unánime a cinco proyectos, de los ocho que habían sido presentados como propuestas vinculantes, mientras que compañía eléctrica ha aportado otros dos; las plantas de reciclaje de baterías de coches eléctricos y de palas eólicas para los que busca ayudas europeas, según había adelantado en Roma el consejero delegado José Bogas.

Polo tecnológico

Endesa cree que Cubilos se puede convertir en un polo tecnológico de economía circular

La empresa eléctrica destacó ayer que Compostilla podría convertirse en «un referente de movilidad sostenible, servicios sociosanitarios y economía circular a escala nacional y recordó que el plan Futur-e incluye, además, entre otras actuaciones, el desarrollo de 780 megavatios (MW) de energías renovables, la organización de cursos de capacitación profesional para empleados de contratistas y otros trabajadores de la comarca, siempre dando prioridad a la mano de obra local en las tareas de desmantelamiento de la central térmica.

La decisión sobre los cinco proyectos fue adoptada por el comité en una reunión telemática a la que asistieron Laura Martín, directora del Instituto para la Transición Justa, del Ministerio de Transición Ecológica, y Alfonso Arroyo, director general de Energía de la Junta de Castilla y León.

También participaron los alcaldes de Ponferrada y Cubillos del Sil, Olegario Ramón y Antonio Cuellas, respectivamente, y Nuria González Rabanal y Victoriano Marcelo, expertos nombrados por la Universidad de León, así como Miguel Temboury y Juan Álvarez, directivos de Endesa.

Las iniciativas aprobadas pasarán ahora a una nueva fase para que sus promotores puedan hacerse con las instalaciones y el espacio que precisan en la superficie que ha venido ocupando la central de Cubillos del Sil, que podría concretarse como un proyecto integral o con la suma de varios de los proyectos presentados.

Las propuestas declaradas idóneas con condiciones, o lo que es lo mismo «compatibles con el territorio», cumplen con el requisito de sostenibilidad e innovación, señala el comité, que y pronostica que «atraerán actividad económica y generarán empleo en la zona».

Tres iniciativas no rechazadas

Los tres proyectos vinculantes que han llegado a la fase de evaluación y que no han obtenido la calificación de idóneos «no fueron, sin embargo, rechazados por el comité evaluador, explica Endesa en una nota. «Dadas sus características, se considera que tendrían mejor cabida en otros espacios habilitados en la zona», añade la eléctrica, que destaca que «el compromiso de todos los participantes del comité técnico es que estos proyectos cuenten con el apoyo del seguimiento para conseguir sumarlos al tejido económico del territorio».

El plan Futur-e incluye una planta de hidrógeno entre sus cinco proyectos
Comentarios