sábado 15/8/20
Uso de los montes

Polémica en Pombriego por un pastor emprendedor sin pastos

Un ganadero de 23 años, con 100 cabras y un proyecto para fabricar queso, se queja de que la Junta Vecinal quiera cobrarle 1.500 euros por usar su monte comunal y una nave. Ello le obliga a alquilar pastos fuera, en Yebra
Edilberto es un amante de las tradiciones. DL
Edilberto es un amante de las tradiciones. DL

En Pombriego y en el municipio de Benuza no se habla estos dís de otra cosa. Un joven pastor de 23 años, Edilberto Rodríguez García, —dueño de un rebaño de 100 cabras y con un proyecto empresarial en cartera para abrir un local de fabricación de queso artesano— está teniendo problemas con la Junta Vecinal de Pombriego.

Edilberto suscribió con un particular del pueblo un contrato de arrendamiento de su nave por un plazo de cinco años para meter allí su ganado. Ha consumido tres y le faltan dos años más. Pero el dueño de la nave falleció y ahora la Junta Vecinal de Pombriego le reclama a este joven pastor el pago de 1.500 euros por el uso de la nave y los pastos del monte.

Edilberto venía pagando por los pastos 500 euros, pero la sorpresa le ha sido mayúscula al comprobar que desde la Junta Vecinal de Pombriego le quieren poner todas las trabas para que no paste en el monte donde vive, pidiéndole un arriendo de la nave de 1.000 euros, más otros 500 de los pastos.

Reacción del pueblo

El joven ganadero Edilberto Rodríguez ha pedido ayuda vecinal y le han cedido fincas privadas

El joven ganadero intentó arreglar el entuerto o el mal entendido con la pedanía, pero dice que no ha sido posible. Desde el Ayuntamiento le han dicho que están con él en la legalidad y que apoyan a emprendedores como él, que mantiene limpio los montes con sus 100 cabras y su desbrozadora, y además, crea actividad en una zona rural castigada por el éxodo de los jóvenes con la presencia de una población muy envejecida.

Así las cosas, Edilberto Rodríguez ha intentado —como suele decirse— buscarse la vida y otra alternativa para sus cabras. Ha conseguido que su ganado pueda pastar en montes comunales de Yebra, en el vecino pueblo, donde la Junta Vecinal (también de Benuza) sí le ha arrendado los pastos a un precio que estima justo, y no los 1.500 euros que pretenden obtener desde la pedanía de Pombriego.

Cesión de fincas particulares

Es más, cuenta Edilberto que en Pombriego ha conseguido que los vecinos que tienen fincas particulares y que ahora no las trabajan (dado que están «a poulo»), les cedan el uso de ellas para el pastoreo de su ganado y así las tienen al menos limpias.

El joven pastor —un tanto desesperado por la situación de contrariedad que le presenta la Junta Vecinal de Pombriego— ha decidido grabar un video que se ha hecho viral en la zona. Nada más colgarlo, en unos minutos, más de 1.500 personas lo compartieron, sumándose cientos de personas al sentir de apoyo de este joven, que ha decidido apostar por quedarse en el pueblo con sus cabras, trabajar e invertir.

«¿Tanto mal os he hecho yo para que me neguéis los pastos? Si tanto mal os he hecho, hacerme el mal a mí, pero no se lo hagáis a mi ganado, porque el ganado tiene derecho a pastar. Toda la vida hubo ganado aquí. Tenemos un monte que está perdido, no hay por dónde andar con el ganado. Y todo a fuerza de desbroce haciendo pasillos para poder entrar en los montes, Es el trabajo que he tenido que pasar en el monte y hoy me veo que tengo que arrendar el monte del pueblo de a lado si quiero seguir viviendo en mi pueblo. Por eso pido ayuda», asegura este pastor.

Polémica en Pombriego por un pastor emprendedor sin pastos