jueves 24/9/20

Ponferrada aclara que sigue un protocolo de limpieza con la estatua de Valdés

Medio Ambiente inició hace meses el trabajo y está probando un producto específico
Estatua de Valdés. L. DE LA MATA
Estatua de Valdés. L. DE LA MATA

La Concejalía de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Ponferrada respondió ayer a la denuncia de dejadez respecto al cuidado de la estatua de Miguel Fustegueras Valdés que realizó la concejala del PP Lidia Coca. «Los técnicos llevan meses ocupándose del estado de suciedad y deterioro provocado, fundamentalmente, por los excrementos de las aves», explicó el equipo de gobierno en un comunicado en el que aclara que el proceso no es sencillo y, por lo tanto, no ha podido ser inmediato.

«El 14 de enero, el servicio de limpieza aplicó agua al monumento, probando de menos a más presión, con agua fría y caliente; pero mediante ese procedimiento no se consiguió revertir los efectos de los excrementos sobre el metal de la estatua, debido —según los técnicos— a que esos excrementos de ave contienen algún tipo de ácido que reacciona de modo indeleble con el bronce del monumento», explicó Medio Ambiente. Tras no conseguir resultados, el Ayuntamiento se puso en contacto con la empresa que, en su día, llevó a cabo el vaciado y fundido de la estatua, que informó a los técnicos del protocolo a seguir para la eliminación de los restos de excrementos.

«Siguiendo ese protocolo, el pasado 26 de junio se llevó a cabo una prueba de limpieza en la superficie de una de las zonas menos visibles del monumento. El resultado de esa limpieza parcial está siendo evaluado y hay que dar un tiempo de reacción al producto utilizado para ver qué efectos tiene sobre la superficie intervenida», ahondaron fuentes de la Concejalía encargada.

La idea es la de proceder a la limpieza una vez que se compruebe que el producto proporcionado por el fabricante no daña la superficie. «No es posible utilizar cualquier otro producto, porque se eliminaría el efecto óxido del metal de la estatua y esta quedaría mucho más brillante y con efecto dorado, que desvirtuaría la esencia misma del monumento», explicaron. Una explicación que —dijo el equipo de gobierno— «le habría sido proporcionada a la concejala del PP si de verdad se hubiera interesado por conocer el problema, en vez de lanzar denuncias basadas en informaciones que circulan en las redes sociales».

Ponferrada aclara que sigue un protocolo de limpieza con la estatua de Valdés